Ronda completa la señalización de zona residencial del casco viejo

  • Las nuevas indicaciones implican prioridad peatonal

  • Las cámaras de vigilancia están a la espera de la ordenanza

La delegada municipal de Tráfico del Ayuntamiento de Ronda, Francisca González, tras la bronca sesión plenaria de la noche del pasado martes en la que recibieron abucheos por parte de algunos vecinos contrarios a la regulación de la circulación en el Puente Nuevo de Ronda, explicó que había tomado la decisión de no contestar a las preguntas en los plenos para "no caldear más el tema", aunque aseguró que atenderá en su despacho a los vecinos que así se lo soliciten.

A pesar de la insistencia en las protestas por parte de los vecinos de la zona sur de la ciudad, González, se mantuvo firme en su idea y del Gobierno municipal de mantener dicho plan, aunque insistió en que dentro de un tiempo se procederá a analizar el funcionamiento que está teniendo y no descartó que se introduzcan algunas medidas como la gratuidad del autobús lanzadera en el horario de tarde o la introducción de un bono familiar, aunque se trata de medidas que están todavía siendo analizadas.

Por otra parte, ayer se completó la instalación de señales que indican que se está accediendo a una zona residencial, por lo que la prioridad de los peatones se hace plenamente efectiva, además de quedar limitada la circulación a 20 kilómetros por hora. Además, esta señalización concede a los peatones la posibilidad de utilizar toda la calzada y quedan autorizados los juegos en la calle, aunque también se apunta a que los peatones no deben interrumpir "inútilmente" a los conductores.

Ayer, precisamente, se contó con una importante afluencia de personas en los alrededores del Puente Nuevo, por lo que nuevamente se pudieron ver imágenes de su calzada prácticamente ocupada en su totalidad por los viandantes.

Así queda completado el proceso de señalización, aunque desde la plataforma contra el corte del Puente Nuevo se insiste en que el Gobierno local cometió el error de no publicar el decreto sobre este asunto, un requisito que González también negó ayer que sea necesario.

En cuanto instalación de cámaras de vigilancia en el tramo regulado, la edil explicó que pronto se procederá a su instalación por parte de la empresa especializada, aunque no entrarán en servicio hasta que se complete el proceso administrativo para la aprobación definitiva de la ordenanza sobre el fichero de protección de datos que exige la legislación para este tipo de servicios.

Una vez aprobada dicha ordenanza, la entrada en servicio el sistema de vigilancia será inmediato. Además, se trabaja ya también en la protección del Puente Viejo, ya que parte del tráfico que no pasa por el Puente Nuevo ahora se desvío hacia este punto, por lo que Tráfico ya está estudiando las medidas necesarias para su protección, según explicó la edil.

En este sentido, recordó que ya se han tomado otras medidas, como el corte total de la circulación por el Arco de Felipe V, a las que se unieron otras como la prohibición de circulación por las calles del casco antiguo rondeño para no residentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios