Málaga Interior

Serranía de Ronda: mucho más que monumentos

  • Naturaleza, aventura, gastronomía. tauromaquia, bodegas, yacimientos y hasta un circuito de motor convergen alrededor de la ciudad del Tajo

La Serranía de Ronda busca desde hace años ampliar su oferta turística, que se había centrado en la monumentalidad de la propia ciudad del Tajo y su importante capacidad de atracción de visitantes, aunque con el aumento de la oferta, también se busca un incremento en las pernoctaciones.

El atractivo natural de la comarca es innegable, con el propio Tajo rondeño como uno de sus platos fuertes y más conocidos, aunque en los últimos años se está tendiendo fomentar el turismo de naturaleza, más allá del senderismo, ya que existe una importante presencia de vías ferratas en diferentes puntos, así como rutas o barrancos por toda la comarca. Además, la más que posible llegada de la declaración de la Sierra de las Nieves como Parque Nacional también se espera que pueda reportar una mayor presencia de visitantes en la zona.

La comarca cuenta, aparte, con dos pueblos que representan una oferta especial y que merecen una visita, como son El Pueblo Museo (Genalguacil) y la Aldea Azul (Júzcar), que representan por sí solos una oferta diferenciada, aportando un complemento ideal en la comarca rondeña para desterrar la idea de que la Serranía se puede visitar en un solo día.

Júzcar. Júzcar.

Júzcar.

En Genalguacil la apuesta por el arte se convirtió hace tiempo en un éxito y en sus calles se pueden apreciar las creaciones que han ido dejando diferentes autores por sus rincones, convirtiendo sus calles en un auténtico museo al aire libre, que es complementado con las obras que se exponen en el museo municipal.

Mientras tanto, Júzcar aprovechó que sus paredes se pintasen de azul para acoger la presentación de las nuevas películas de Los Pitufos para sumarse a la oferta turística desde otro punto de visita. Ahora, reconvertida en Aldea Azul, a la presencia de las figuras de estos personajes que permanecen en sus calles y que fueron donadas en su momento, se une un parque de aventuras dentro de sus propias calles para pequeños y mayores; con una tirolina que cruza de un lado a otro el casco urbano. A ello suma rocódromos, parques de juegos, puentes colgantes o talleres, que dentro de pocas semanas completarán su oferta.

En Benaoján, la Cueva de la Pileta es otro atractivo de casi visita obligada; mientras su Consistorio y la Diputación de Málaga ya trabajan en un proyecto para construir un centro de interpretación de la prehistoria y un recorrido para acceder a la Cueva del Gato y llegar hasta sus pinturas.

Dentro de la comarca natural, aunque pertenecientes a la provincia de Cádiz, se encuentran otros atractivos como Setenil y sus casas-cueva o Grazalema, localidad que es, en resumen, naturaleza e historia.

Setenil. Setenil.

Setenil.

Una oferta que resulta imposible recorrer en un solo día de estancia, algo que la propia Ronda también busca desterrar, para lo que trabaja ya en la recuperación de los caminos de las murallas y la garganta del Tajo.

A todo ello se suma la oferta gastronómica, con el restaurante rondeño Bardal, con una estrella Michelin, como principal exponente de una gran variedad. A lo que añadir la rica oferta de vinos, que se han consolidado tras su recuperación, y que ya ofrecen más de 100 referencias con denominación de origen.

Finalmente, el circuito Ascari, situado a pocos kilómetros de Ronda, pero en plena naturaleza, representa otro punto de atracción de eventos que viene a sumarse a esa oferta de comarca diferenciada que es complicado de igualar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios