Corea del Norte anuncia una moratoria en su programa de enriquecimiento de uranio

  • El régimen norcoreano ha llegado a un acuerdo con EEUU para congelar las pruebas nucleares a cambio de alimentos y da permiso a la OIEA para que controle el cese de sus actividades nucleares.

Comentarios 7

El régimen comunista de Corea del Norte anunció que ha aceptado suspender temporalmente sus actividades de enriquecimiento de uranio, así como las pruebas nucleares y los lanzamientos de misiles de largo alcance.

Un despacho de la agencia estatal norcoreana KCNA indicó que el acuerdo se alcanzó durante la reunión mantenida la semana pasada entre representantes de EEUU y Corea del Norte en Pekín, en la que EEUU se comprometió a ofrecer 240.000 toneladas de ayuda alimentaria a Pyongyang.

El régimen comunista anunció también que permitirá al Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) controlar la moratoria sobre el enriquecimiento de uranio en Nyongbyon, el principal complejo nuclear del país, mientras continúe "un diálogo productivo".

La agencia oficial norcoreana, que cita a un portavoz del Ministerio de Exteriores, detalló que Washington se ha comprometido por su parte a ofrecer las toneladas de alimentos "con perspectivas de asistencia alimentaria adicional" y que los dos países concluirán los detalles del acuerdo "en un futuro inmediato".

Los días 23 y 24 de febrero el enviado especial de EEUU para Corea del Norte, Glyn Davies, se reunió en Pekín con el primer viceministro de Exteriores norcoreano, Kim Kye Gwan, para tratar de reanudar el diálogo a seis bandas para la desnuclearización de Corea del Norte.

Este diálogo multilateral, en el que participaban las dos Coreas, China, Japón, Rusia y EEUU, buscaba inicialmente un pacto de desarme a cambio de ayuda energética, financiera y reconocimiento político, pero las conversaciones se estancaron a finales de 2008 sin que hasta hoy se haya logrado su reanudación.

Según la KCNA, durante la reunión de Pekín el representante estadounidense dejó claro que las sanciones actualmente en vigor contra Corea del Norte por sus pruebas nucleares y lanzamientos de misiles de largo alcance "no están dirigidas al sector civil".

La agencia estatal agregó que, una vez se logre la reanudación de las conversaciones a seis bandas, "se dará prioridad a cuestiones relativas como el levantamiento de las sanciones y el aprovisionamiento de reactores de agua ligera".

Además, señaló que tanto Pyongyang como Washington consideraron "de interés mutuo asegurar la paz y estabilidad en la península coreana, mejorar las relaciones entre Corea del Norte y EEUU y llevar adelante la desnuclearización a través del diálogo y negociaciones".

La reunión de Pekín entre EEUU y Corea del Norte fue la primera entre ambos países tras la muerte el pasado 17 de diciembre del líder norcoreano Kim Jong-il, sucedido por su hijo menor, Kim Jong-un.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios