Rusia sigue extendiendo su influencia por Asia Central y renueva su pacto militar con Armenia

  • Moscú gestionará una gran base hasta 2044 y desde allí controlará toda la zona

Rusia afianza su presencia militar en el Cáucaso al prorrogar hasta 2044 la permanencia de su base militar en Armenia, al tiempo que se comprometió a garantizar la seguridad de todo el territorio de este país. "La parte rusa ha asumido el compromiso para garantizar conjuntamente la seguridad militar de la república de Armenia y, por tanto, de pertrechar a nuestras Fuerzas Armadas con armamento moderno", aseguró el presidente armenio, Serge Sargsian, en rueda de prensa tras la firma del acuerdo.

El documento fue firmado por los ministros de Defensa de ambos países en presencia de Sargsian y del presidente ruso, Dimitri Medvédev, que inició una visita oficial a este país caucásico.

Según el anterior acuerdo firmado en 1995, las tropas rusas podían permanecer en territorio armenio hasta 2020, pero ambas partes estaban interesadas en prolongar la permanencia de la base durante otros 24 años.

Sargsian explicó que el anterior acuerdo "limitaba el funcionamiento de la base (Guiumri) a las fronteras exteriores de la antigua Unión Soviética" y que ahora "esta restricción ha sido retirada del texto".

Seguidamente, el líder ruso confirmó que el protocolo "no sólo prorroga el plazo de permanencia de la base rusa en Armenia, sino que amplía el ámbito de su responsabilidad geográfica y estratégica".

"La misión de Rusia como el Estado más poderoso de la región consiste en mantener la paz y la legalidad. Rusia se toma muy en serio sus obligaciones de aliado", señaló Medvedev, que calificó de "estratégicas" las relaciones con Erevan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios