Ara Malikian se alía con la OFM para el lucimiento de Fernández Arbós

  • El popular violinista actúa hoy y mañana como solista junto a la orquesta en el Cervantes, con dirección de José Luis Temes

Pocos músicos demuestran en la actualidad la inquietud del violinista libanés Ara Malikian (1968), verdadero virtuoso e inquieto investigador de formas y sonoridades para la amplitud del arco y sus cuatro cuerdas. Sus registros han sido puestos al servicio de los grandes compositores clásicos, los géneros contemporáneos y el flamenco, música que adora especialmente y a la que ha llevado por cauces orientales para mecerla en la otra cuenca del Mediterráneo. Hoy y mañana a las 21:00, el instrumentista comparecerá en el Teatro Cervantes en una de sus facetas más aplaudidas, la música clásica: Malikian actuará como solista en la nueva cita del abono de la Orquesta Filarmónica de Málaga (OFM), que, con estos dos conciertos, presenta un programa integrado por la sinfonía Primavera de Schummann, Tres piezas de concierto para violín y orquesta, op. 6 de Enrique Fernández Arbós y Tiento del primer tono y Batalla imperial, de Cristóbal Halffter.

La dirección musical correrá a cargo de José Luis Temes, invitado habitual de la OFM y especialista en la obra de Fernández Arbós, en cuyas Tres piezas se sumará Malikian a la orquesta como solista. Precisamente, fue Temes quien inició al violinista en la producción compositiva del que fuera primer titular de la Orquesta Sinfónica de Madrid. Fernández Arbós abrió caminos hasta él inéditos en la música española y su legado sonará especialmente vivo en Málaga de la mano de uno de los mejores violinistas del mundo en la actualidad.

Ara Malikian ofreció su primer concierto con sólo doce años. Desde entonces ha perfilado una trayectoria envidiable, en la que ha sumado a su repertorio prácticamente todas las obras de la Historia de la música escritas para su instrumento, mediante numerosos discos y conciertos en todo el planeta. Especialmente celebrada fue su grabación para Warner de los 24 Caprichos para violín solo de Paganini, una composición considerada directamente intocable y a la que Malikian se enfrentó con resolución y éxito.

Además de la participación del solista, el concierto que la OFM presenta hoy y mañana reúne gran interés en la pieza de Halffter, que aúna dos reconocimientos. Por una parte, gratitud y amistad hacia la figura del director de orquesta y mecenas suizo Paul Sacher, a quien está dedicada la obra como encargo de la ciudad de Basilea; y por otra, el de un constante interés por las músicas de la tradición histórica española, que en esta composición lleva a Halffter a un brillantísimo tratamiento orquestal sucesivo de un tiento de Antonio de Cabezón, protagonizado por la cuerda, y de la célebre Batalla imperial de Juan Bautista Cabanilles, en la voz de metales y percusión.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios