Francisco Quintero viaja a su interior con 'Charadas'

  • Los 50 poemas que componen la obra de este malagueño se presentan el jueves en el CAL.

"Una poesía con la que me desnudo", así es como definió ayer el malagueño Francisco Quintero su poemario Charadas, que será presentado el jueves, 19 de julio, a las 20:00 en el Centro Andaluz de las Letras (CAL) de Málaga (C/ Álamos, 24), en un acto que contará, además, con la participación la consejera de la Presidencia e Igualdad, Susana Díaz.

Charadas, con prólogo de Javier Jostalé y editado por la editoral Endymion, viaja a través de sus 50 poemas y sus cerca de 600 versos "a las entrañas" del autor. "Deja abierta mi alma, el espejo en el que cualquiera puede reflejarse y reconocerme", comenta el poeta, en definitiva, una poesía "completamente personal".

El autor explicó que el nexo de unión del poemario "está oculto, pero existe", porque "todo guarda una relación". "De manera formal tú no puedes observar en los poemas la cadena que los une, pero existe, se trata de una especie de catarsis, puedes llamarlo crisis o aceptación a una nueva realidad", señaló Quintero.

El autor experimenta una nueva forma de vida al instalarse en Madrid, "un proceso evolutivo" al no haber vivido nunca fuera de Málaga y es cuando se produce una especie de "chaladura" en la que "busco en todos los sitios el mar, quiero encontrar en todos sitios una relación con Málaga, analizo las personas con las que me voy encontrando y el tacto social o la falta del mismo", apuntó.

Además, incidió en que en ese momento vivido se encontraba "aislado" en un lugar que "no me sentía propio, a pesar de estar en un mundo inmenso de gente con nuevos amigos, nuevas relaciones sociales y nuevos compañeros de trabajo".

Así es como surgió Charadas, de temática variada, pero centrada en las vivencias personales del autor. El amor está presente, más aún cuando la razón por la que Quintero viaja a Madrid es por una relación sentimental: "Hay muchas emociones, además de que la poesía en sí es pura emoción", manifestó.

El poemario cuenta con un único soneto, dedicado a Cádiz, porque, tal y como manifestó Quintero, cuando vivía en Madrid, en lugar de volver a Málaga "me desplazaba más a Cádiz y eso lo que hizo es ayudarme".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios