Mattelart discute la seguridad como "forma de gobierno"

  • El reputado sociólogo presentó ayer en el Ateneo de Málaga su nuevo libro, 'Un mundo vigilado', dentro de los actos del Día Mundial de la Libertad de Prensa

La efemérides venía a cuestionar la validez de un derecho, vapuleado en las sociedades democráticas, y en las que no lo son, y allí estaba uno de sus máximos defensores. El sociólogo belga Armand Mattelart acudió ayer a Málaga para participar en los actos programados por el Día Mundial de la Libertad de Prensa y organizados por la Cátedra de la Unesco, que dirige en la ciudad Bernardo Díaz Nosty.

Con más de una treintena de libros publicados, este gurú de la comunicación llevó uno más bajo el brazo. Un mundo vigilado (editado en Francia en 2007) llegó a las librerías españolas hace unos dos meses para cuestionar ante los ojos del lector el exceso de celo que padecen las sociedades liberales en lo que a seguridad se refiere.

"Yo venero la seguridad como derecho humano. Lo que pasa es que en las democracias occidentales ya no funciona como tal sino como una manera de gobernar la sociedad", argumentó el experto. Locuaz y vehemente en su discurso, Mattelart recordó cómo la sociedad liberal fue la primera en la historia en construirse "sobre la liberación de flujos de mercancías, mensajes y cuerpos". Pero con reservas. "Si uno deja liberar totalmente los flujos, la sociedad no funciona", advirtió.

El autor de libros como Pensar en los medios se refirió a sus tres últimas publicaciones para pode contextualizar el germen de Un mundo vigilado (Editorial Paidós). "Uno de los mayores efectos de la globalización es haber negado la Historia", sentenció. Un mal del que, a su juicio, repercute en la seguridad como medida proteccionista. Mattelart comenzó a cuestionarse este aspecto en los años 60, durante su estancia en Chile con la lectura de textos de militares brasileños exiliados en ese país. Continuó documentándose, madurando la idea y siendo testigo al mismo tiempo de los avatares históricos hasta que encontró el contexto "de agudización de las lógicas de seguridad en las democracias de corte occidental".

Como recordó ayer Díaz Nosty , con el tiempo el sociólogo se ha ido ganando el favor de un público fiel a su imaginario "que valora su discurso comprometido, el rigor y vitalidad de su pensamiento y unos valores que han ido creciendo con él sin renunciar a la rebeldía", enumeró el periodista y politólogo. La última investigación del escritor belga es un libro "denso pero documentado y reflexivo, de un autor maduro", valoró.

Mattelart encontró una peculiar justificación a su nueva obra. "Un investigador es como Penélope. Cada vez reescribe el mismo libro, sólo que agregando cosas nuevas".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios