Cómic

Los Pitufos teñirán de azul Europa en su 50º aniversario

  • Los personajes que creó el dibujante belga Peyo (1928-1992) protagonizarán exposiciones y una nueva película en 3D

Comentarios 0

Son azules, llevan gorros blancos y valen oro. Casi cualquier niño conoce a los Pitufos. La serie se emite en televisión desde hace décadas. En los años 80, se desató en todo el mundo una verdadera pitufomanía. Los enanitos azules no faltaban entonces en ninguna habitación infantil. Ahora los Pitufos cumplen 50 años. Pero de envejecimiento no hay rastro alguno.

Actualmente, hay niños siguiendo las aventuras de los Pitufos por televisión en más de 30 países. Hoy se publica un nuevo libro en francés. Y, además, este año llegará a los cines una nueva película con tecnología 3D.

En octubre de 1958, los Pitufos aparecieron por primera vez como personajes secundarios en el cómic Johan y Pirluit. Los lectores quedaron muy entusiasmados con estos alegres gnomos. Le siguieron varias apariciones más hasta que su inventor belga Pierre Culliford alias Peyo les dedicó directamente una serie propia.

"Peyo nunca se hubiera imaginado que los Pitufos se convertirían en semejante éxito", dice su hijo Thierry Culliford. Con la película Los pitufos y la flauta mágica comenzó en 1975 una cruzada triunfal por todo el mundo.

En los años 80, le siguió la serie de televisión con unos 270 episodios, varios de ellos distinguidos con premios Emmy. "En aquel entonces, los padres tenían miedo de que sus hijos no aprendieran a hablar y a escribir bien si leían cómics".

Peyo amplió, sin embargo, el vocabulario de sus lectores con la palabra pitufo (schtroumpf, en el original francés). El nombre se le ocurrió por casualidad. Durante una comida, el autor de cómic le quería pedir a un colega que le pasara la sal. Pero no se le ocurrió la palabra sal y entonces simplemente dijo schtroumpf. En otras lenguas, la curiosa palabreja se convirtió en I Puffi (italiano), Los Pitufos (español) o Strumparnir (islandés).

Hasta su muerte en 1992, Peyo trabajó incansablemente en nuevos dibujos, escenas e historias para su serie, a veces día y noche. Por eso, había épocas en que su familia apenas lo veía. "Nunca quiso delegar nada. Hacía todo él mismo", relata su viuda Nine Culliford. Ella es la que sigue adelante con su obra junto con su hijo y su hija.

Su hijo Thierry recuerda sobre todo una anécdota que muestra lo importantes que eran estos pequeños seres para Peyo: Un día una niña le preguntó: "Señor Peyo, ¿realmente existen los Pitufos?" A lo que él respondió: "Claro, por supuesto".

Y lo reales que son estos pequeños gnomos lo demuestran las cifras de ventas: "Con artículos de los Pitufos se han facturado hasta ahora en todo el mundo 5.000 millones de dólares", dice el director comercial Hendrik Coysman de IMPS, que otorga las licencias de los productos de los pitufos. "En Europa son al año entre 5 y 12 millones de euros".

Para que la popularidad no descienda, los Pitufos saldrán de gira por Europa en este año de aniversario. Recorrerán 20 ciudades en 15 países. En ellas, los organizadores repartirán varios miles de figuras de pitufos blancos, para que los niños las puedan pintar. Además, habrá una edición de figuras para coleccionistas, sellos, camisetas y una pequeña colección de los libros ya publicados.

Pero no sólo en cuanto al marketing los Pitufos siguen siendo actuales. Los diseñadores de Peyo Creations quieren reflejar el cambio de los tiempos desde 1958. En el futuro, no habrá sólo una pitufina en la aldea, sino bastantes más.

Etiquetas

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios