"Hay frases de nuestro grupo en lápidas de hijos a sus padres"

  • La banda asturiana de heavy lleva esta noche (22:00) a la sala Vivero el rock duro de su último disco, 'Revolución'

-La crítica habla de una ruptura con vuestro anterior sonido. ¿Mejor hablar de una evolución?

-Más que una evolución es simplemente una mejora, era algo que teníamos pendiente y hasta ahora no pudimos conseguir. Creo que los aspectos más notables en esa mejora han sido el sonido de la batería y el tratamiento de la voz aunque todos los instrumentos han obtenido una mejora.

-¿Qué aportó Tom Beker en el trabajo de masterización?

-La masterización quisimos hacerla con él, que no sólo ha trabajado con grupos de rock sino que ha hecho estilos muy diferentes y eso es una garantía de profesionalidad. Además, el proceso depende mucho de la persona y del gusto que ella tenga, es un trabajo de matices, no de grandes reformas, pero bien hecho puede marcar diferencia.

-Visto como obvian este tipo de música las radios, ¿internet es vuestro gran aliado?

-Para la música en general, internet suele ser el enemigo. Al que consideramos aliado es al directo que es como hemos ido creciendo, con la gente que se anima a ir a un concierto nuestro y luego se hace seguidora del grupo, aunque sea el único del estilo que escuche. De esos tenemos muchos casos.

-Los fans destacan, del último disco, El cazador y Abismo. ¿Qué temas seguirán pidiendo dentro de diez años? ¿Qué canciones no podréis dejar de tocar por respeto a los fans?

-Tenemos más de 60 temas de los cuales el 90% ha sonado en directo. Pensar en lo que el público pedirá dentro de otros 10 años me es inimaginable. Normalmente en una gira presentas algo nuevo y eso supone que de lo anterior algo sobra siempre. A estas alturas nos resulta muy complicado elegir que tema debe quedar o no, pero intentamos que el repertorio sea lo mas equilibrado posible, eliminando el tema que sea.

-¿Cuál es el secreto del éxito de los grupos de heavy de Asturias?

-No tenemos ni la infraestructura que pueda tener Madrid, Cataluña o País Vasco, ni el número de locales de ensayo, ni circuito de concierto... Lo que sí está claro es que muchas bandas asturianas llegan a ser conocidas en todo el país y creo que es por dos detalles: la perseverancia y, sobre todo, la forma de hacer las cosas .

-En los sesudos estudios sobre los beneficios de la música en las personas siempre se obvia el heavy. ¿Qué beneficios tiene vuestra música? ¿Qué cura?

-La escucha transfiere energía y sentimiento. En directo, elimina toxinas, te pone en forma y lo único que te puede provocar es una ligera afonía. Muchas de nuestras letras tienen un mensaje positivo de superación, hasta la letra más dura o cruel. Hay frases de Warcry en tumbas de hijos a sus padres, hay personas con enfermedades terminales que han obtenido fuerza para seguir luchando, un montón de historias de las que hemos ido sabiendo año tras año. Al final es tan simple como una palabra, sentimiento. Todo aquello que te haga sentir bien te está curando, a algunos les ocurre con la música clásica a otros con Warcry, qué sería de un mundo sin colores...

-¿Hay menos niebla en Revolución por haberlo grabado fuera de Asturias?

-Nos hemos ido al País Vasco así que tampoco ha sido mucha mejora climática, aunque como dicen los ancianos del lugar "esto ya no es lo que era".

-¿Se puede ser heavy de corazón con un pantalón de pinzas y un jersey Lacoste al hombro?

-Sí, claro, otra cosa es esconder las creencias, me explico. Cuando me empezó a gustar el heavy solía frecuentar discotecas. Fui muy tardío, con 17 años. Me encantó ese nuevo mundo y su estética, lo cual me acarreó que en esos sitios donde antes estaba me cerraran el paso. Con esa edad lo más sencillo era ir con la corriente y no despertar rechazo por parte de la gente, las chicas... Decidí que si a mí me gustaba vestir de una manera y si ello no implicaba ningún mal a terceros debía luchar por ese derecho. He pasado media vida demostrando que los tópicos son en gran medida inventados y que es una manera muy sencilla de juzgar a la gente, que sólo puede venir desde la ignorancia, que para mí es el peor de los males. Así que si alguien quiere ponerse el Lacoste, que lo haga, pero no para que el mundo le mire con mejores ojos, eso solo es mentir a los demás y a uno mismo.

-¿Qué les parece que el flamenco esté subvencionado por todos lados y las otras músicas subsistan como puedan? ¿Les parece una aberración que se decida en un despacho qué vale y qué no?

-Veo bien que se apoyen todas las actividades artísticas y eso incluye muchos estilos musicales. Normalmente el flamenco, y en el Norte la música folk, suelen contar con gran apoyo, sobre todo monetario. Creo que tendría que ayudarse a la música hecha en España más que a los estilos concretos. Entiendo que hay estilos culturalmente más arraigados o autóctonos, pero hay que abrirse al mundo y apoyar a estilos no nuestros como el rap, hip-hop, el rock, el pop y otros muchos. Así, el heavy podría tener alguna oportunidad...algún día. En cuanto a las decisiones cada nación tiene a los políticos que se merece, somos expertos en conquistar imperios por hombres de a pie y perderlos por nuestros malos dirigentes. Esos dirigentes deciden lo que vale o lo que no, lo que vendrá y lo que no y muchas más cosas. Antiguamente, en Roma pasaba igual, pero a esos hombres se les educaba para gobernar y a estos se les elige por ciencia infusa.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios