Cultura

El legado de Morente continúa en la nueva edición de su biografía

  • El amigo del cantaor Balbino Gutiérrez ahonda más en el "Picasso del flamenco"

Estrella Morente y Balbino Gutiérrez posan con la biografía del cantaor. Estrella Morente y Balbino Gutiérrez posan con la biografía del cantaor.

Estrella Morente y Balbino Gutiérrez posan con la biografía del cantaor. / javier albiñana

El legado del cantaor Enrique Morente continúa vivo en la biografía La voz libre, que se publicó por primera vez en 1996 y se ha relanzado de manera ampliada por tercera vez. Escrita por el periodista, crítico musical y amigo del maestro, Balbino Gutiérrez, recoge testimonios, reflexiones, análisis, fotografías, entrevistas y artículos en más de 700 páginas que el propio artista mandaba consultar a su hija Estrella Morente.

"Perdí un padre y me quedó este libro", afirmó ayer Estrella Morente durante la rueda de prensa de presentación celebrada en el Museo Picasso de la capital malagueña. En el acto, en el que estaba previsto que interviniesen el resto de la familia del artista: su mujer Aurora Carbonell y sus hijos Soleá y José Enrique Kiki, Estrella Morente estuvo finalmente acompañada por el autor de la biografía, Balbino Gutiérrez.

El maestro era un gran aficionado al arte y visitaba los museos de las ciudades donde iba

La hija, también cantaora, aseguró que perdió a un padre "maravilloso que la vida no tendría que haber arrebatado tan pronto", ya que considera que es "muy necesario en este mundo", debido a su internacionalidad y defensa de los derechos humanos. La artista recordó que aun teniendo a su padre al lado al preguntarle sobre alguna cuestión del flamenco éste le decía que intentara resolver sus dudas con el libro cuando él no tenía tiempo para contestarle. Asimismo, la hija de morente agradeció que la biografía no esté manipulada en absoluto y refleje a su padre tal y como era.

En el libro, además de artículos positivos sobre la figura de Morente aparecen otros muy duros, en contra de los cambios que introducía en el mundo del flamenco. Estrella recordó que su madre, al ver en las páginas por primera vez esas críticas le dijo a Enrique que por qué no le pedía a Gutiérrez que las quitase, a lo que el artista respondió que esa es "la mejor parte" de la biografía.

Aunque entre el público joven pueda parecer que Morente siempre fue elogiado esto no era así, apuntó Gutiérrez. Si bien era considerado un genio por muchos, había un sector del flamenco que lo acusaban de "asesino del cante". Con el paso de los años "han tenido que tragarse sus palabras", resaltó el periodista.

Aprovechando la presencia en el Museo Picasso -que celebra del 17 al 19 de mayo la Muestra para Programadores Internacionales Flamenco Eñe, cuyo objetivo es la difusión mundial de este arte-, Gutiérrez subrayó la admiración que Morente tenía por el pintor malagueño, al que se cita más de 160 veces en el libro. El cantaor compuso dos discos en homenaje al artista: Cante a Picasso y Pablo de Málaga. Sus vínculos con Málaga no acababan ahí, porque la provincia fue su cuarto escenario más importante en el que lanzó su carrera y lugar natal del bailaor carrete, a quien admiraba y que estaba presente en la rueda de prensa.

Por la manera de Morente de llevar el flamenco clásico hasta el final, cruzar la línea y ponerse a la vanguardia se le ha comparado con el cubismo de Picasso y hay quien lo ha llamado "el Picasso del flamenco". Para Gutiérrez esta es una analogía "muy plausible". Cuando al cantaor se le comentaba este paralelismo él bromeaba con que el único parecido con el pintor era que su nariz era cada vez más cubista, recordó Estrella.

El periodista y crítico señaló que Morente viajó por medio mundocantando flamenco. De Australia a París, "donde lo llevaban como a una estrella del rock", pasando también por Petra, que fue para él "algo fundamental", ya que los caminos que hizo montado en burro "debieron llegarle muy hondo". Sin embargo, al regresar a casa dejaba a un lado el personaje y volvía a ser un padre, apuntó su hija. Además, Morente era un aficionado al arte y visitaba los museos de las ciudades en las que actuaba.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios