Los recortes ponen en peligro las 'Obras completas' de María Zambrano

  • La Fundación espera publicar en septiembre el primer tomo, pero la pérdida de ayudas económicas, especialmente de la Junta, deja en el aire el resto de volúmenes ya comprometidos con Galaxia Gutenberg

El anuncio de la publicación de las Obras completas de María Zambrano hace dos años constituyó un verdadero acontecimiento en el mundo de la cultura y el pensamiento, de relevancia incluso internacional. La editorial Galaxia Gutenberg se haría cargo del lanzamiento, con la edición a cargo de la Fundación María Zambrano y con la participación de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía. La entonces consejera, Rosa Torres, no tardó en asegurar que el Gobierno andaluz colaboraría de manera activa y con la inversión suficiente para la consecución de un proyecto esperado por lectores y universidades de buena parte de Europa y América. Ya entonces se señaló el mes de marzo de 2010 como fecha de salida del primero de los cinco volúmenes que recogerían todos los escritos (incluidos una importante colección de inéditos) de la veleña. El plazo fue posteriormente pospuesto a septiembre del mismo año. Y hoy, en junio de 2011, nada se sabe de la publicación. El motivo es el mismo que viene azotando a todo lo que tiene que ver con la cultura desde hace ya demasiado tiempo: una crisis económica empeñada en traducirse en recortes que siempre parecen ir por el mismo sitio. Pero estos recortes han puesto ya en serio peligro las Obras completas y no pintan un paisaje precisamente esperanzador.

El director de la misma fundación, Juan Fernando Ortega, explicó ayer que el plazo que actualmente se contempla para la publicación del primer volumen (en realidad el cuarto de la serie, que incluirá las obras escritas por Zambrano entre mediados de los 70 y su fallecimiento en 1991, con títulos fundamentales como Claros del bosque y Los bienaventurados) es el del próximo mes de septiembre. Pero a la vez señaló que por el momento no se puede garantizar la aparición de los restantes tomos, a no ser que se recupere la aportación económica de la que disponía la fundación (de cuyo patronato forman parte el Ayuntamiento de Vélez-Málaga, la Diputación provincial, la Junta de Andalucía y Unicaja como entidad colaboradora). La situación, en este sentido, es "muy delicada: la Junta de Andalucía no sólo no ha participado en la edición, sino que la contribución que hace a la fundación se ha reducido este año de 45.000 a 13.000 euros. Unicaja también decidió rebajar su colaboración en un porcentaje similar. Y las aportaciones del Ayuntamiento y la Diputación, de menor cantidad, se mantienen, pero aun así resultan insuficientes", según Ortega. Los recortes se han traducido en la imposibilidad de disponer de las personas responsables de la edición al cien por cien y en los consiguientes retrasos, con un agravante serio: "La editorial Galaxia Gutenberg adelantó 30.000 euros por la edición con la condición de que el primer tomo estuviera listo en septiembre de 2010. Como no ha sido así, desde entonces nos ha reclamado la devolución de ese adelanto, que ha permitido impulsar parte de los trabajos aunque por sí solo, sin las ayudas del patronato, resulta insuficiente para completarlo. Hemos conseguido ir ampliando los plazos y no perder ese adelanto. Esperamos ahora que en septiembre de este año salga el primer volumen. Pero, a partir de ahí, y si las demás ayudas no llegan, no podemos confirmar nada. Todo está en el aire", afirmó Ortega.

Este recorte no sólo ha puesto en jaque una de las iniciativas más esperadas (y necesarias) relacionadas con María Zambrano, justo en un momento en el que el interés por la autora de El hombre y lo divino se renueva con especial fuerza en universidades de Francia, Italia, Latinoamérica e incluso Estados Unidos además de España, con multitud de publicaciones recientes que se aproximan a la obra de Zambrano desde las más diversas perspectivas e interpretaciones. Juan Fernando Ortega también señaló que la organización de un próximo congreso ya anunciado en Vélez-Málaga, para el que especialistas de diversos países habían confirmado su presencia, se encuentra actualmente paralizada "ya que la fundación no puede hacerse cargo de los traslados de los profesores, especialmente de los que proceden de América. Hemos pedido a las universidades que se hagan cargo, y esperamos que así lo hagan. Hemos pedido créditos a todos los bancos, también para las Obras completas, y todavía no hemos obtenido respuesta". Corren malos tiempos para la aurora.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios