Deportes

Cigarini busca echar raíces

  • El centrocampista italiano pretende "reencontrarse" a sí mismo y convencer a los técnicos para que el Sevilla ejerza la opción de compra · "Vengo sólo por un año, pero quiero seguir mucho tiempo", afirma

Comentarios 2

"No veo el momento de empezar". Ésa fue la primera frase de Cigarini a los medios oficiales del club en su presentación oficiosa, ya que la oficial tendrá lugar cuando José María del Nido regrese a Sevilla. El último fichaje de la entidad se mostró muy ilusionado con esta aventura y con ganas de convencer tanto al club como a los aficionados.

Pese a que las negociaciones se extendieron demasiado en el tiempo, Cigarini afirmó que tenía claro que su destino sería el Sevilla. "Yo sólo quería venir al Sevilla, estaba muy contento porque conocía el interés de Monchi, y tras tanto tiempo de negociaciones estoy muy feliz de que todo haya acabado así", declaró Cigarini, que afirma conocer la ciudad por las referencias que Guarente y De Sanctis, compañero suyo en el Nápoles, le han dado. "De Sanctis sólo me ha contado cosas buenas de la ciudad, del clima, de los compañeros, del equipo...Veremos si me ha dicho la verdad", afirmaba entre risas.

Su mala campaña en el Nápoles el curso pasado es un punto que juega en su contra, algo que el propio Cigarini afirma conocer y que pretende dar la vuelta: "En el Nápoles tuve pocas oportunidades, así que vengo aquí a volver a ser el Cigarini que fui, a no desaprovechar la oportunidad que me ha dado el Sevilla, además creo que en España mis características se pueden ver mejor que en Italia, porque se juega más la pelota, y no tengo un superfísico como el que hace falta en mi país".

Cuestionado sobre las características de su ex compañero en el Atalanta, Tiberio Guarente comparó a Cigarini con Pirlo, algo que el propio Cigarini achaca a "palabras de un buen amigo, porque Pirlo es el más grande, mi ídolo, y no me puedo comparar a él, aunque nos parecemos en que nos gusta tener la pelota y hacer jugar al equipo". Guarente será el mayor apoyo de Cigarini en esta aventura, ya que su amistad viene de lejos, pero el ex del Nápoles hace gala de su carácter extrovertido y pretende integrarse lo más rápido posible en la plantilla: "Contar con Guarente me facilitará la adaptación, pero también es importante que me adapte rápido al resto de los compañeros, de los que De Sanctis me ha hablado muy bien y si los conozco y me integro rápido, repercutirá en el juego del equipo, que será mejor".

Cigarini viene a reforzar el puesto que recibió más críticas a lo largo de la temporada pasada, y parece estar al corriente tanto de la exigencia como de la competencia que encontrará para hacerse con la manija del equipo. "Conozco toda la competencia que tengo en mi puesto, son jugadores de clase mundial, pero hay tantos partidos que esa lucha será muy buena para el equipo".

La cesión con opción de compra es una fórmula que el Sevilla ya utilizó para traer a jugadores como Stankevicius, Saviola o incluso Daniel Alves, una forma de adquisición que motiva al centrocampista italiano: "Vengo sólo por un año pero mi idea es quedarme aquí todo el tiempo posible, porque es un club importante y eso significará que todos lo hemos hecho muy bien, así que espero calar en la entidad".

Pese a llevar apenas dos días en nuestra ciudad, el mensaje sobre los objetivos del club parece traerlo aprendido de casa: "El Sevilla debe luchar por llegar lo más lejos posible en cada competición que juegue, porque somos un grande. Debemos respetar a todo el mundo, pero no temer nunca a ningún rival".

Tras una buena pretemporada realizada con el Nápoles, Antonio Álvarez tendrá que decidir si se lleva al Trofeo Carranza a un Cigarini que quiso mandar su primer mensaje a la afición sevillista: "Me han hablado mucho de la afición, y de que aquí, al igual que en Nápoles, el fútbol es lo primero, así que no habrá problemas para adaptarme y espero poder dar muchas alegrías durante mucho tiempo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios