Reyes es la gran incógnita

  • Marcelino ubica a Babá con Negredo o Kanoute en espera de que el utrerano mejore y llegue a la cita, algo que no está claro · Fazio, a pleno rendimiento, prueba con Escudé y con Cala.

Comentarios 4

Poco a poco, casi a cuentagotas, Marcelino va recuperando efectivos para el crucial encuentro del domingo ante el Villarreal, aunque no tiene claro si podrá tener a su disposición a uno de sus puntales. Reyes continúa siendo la gran incógnita para esta cita que puede marcar el futuro inmediato del técnico. Marcelino va a afrontar un partido tan determinante sin todos sus efectivos y teniendo que buscar soluciones a los diferentes problemas que ha venido evidenciando el Sevilla en las últimas jornadas. Pero la afición no entenderá estos condicionantes si no se rompe de una vez la racha de seis encuentros sin ganar. La paciencia está al límite y nadie, ni el propio técnico, quiere poner excusas.

Lo cierto es que no es sencillo que Reyes llegue a la cita en plenas condiciones físicas para garantizar su concurso. El utrerano, determinante en el juego del equipo pese a que éste no se ha traducido aún en buenos resultados, no se ejercitó tampoco ayer. Simplemente hizo trabajo de recuperación de su fascitis plantar. El cuerpo técnico y el médico lo están tratando con mimo y con la esperanza de que las molestias desaparezcan de una vez, pero no las tienen todas consigo.

Más positiva fue la sesión de trabajo que completó Fazio con el grupo. El argentino, cuya ausencia en el eje de la zaga también ha el rendimiento defensivo del equipo, como se vio en Vallecas o en La Rosaleda, se ejercitó a pleno rendimiento después de superar unas leves molestias en los ligamentos del tobillo, por lo que volverá a la titularidad. La duda es si será con el recién llegado Cala o con Escudé, ya que Spahic está sancionado. El rendimiento del francés cuando ha aparecido últimamente no ha sido elevado, si bien es cierto que actuando con Fazio mostró más seguridad que con el bosnio. Viene a la mente el buen partido de los dos en Barcelona, por ejemplo. Pero Cala también tiene muchas papeletas. Ayer ensayó con ambos dúos de centrales, cambiando Fazio del perfil derecho al izquierdo según quién fuera su compañero.

Otro inconveniente que también inquieta a Marcelino es el estado de Medel. El miércoles se ausentó para tramitar su pasaporte en Madrid, debido a u partido próximo con la selección de Chile. Y ayer apenas se ejercitó dado que notó un pinchazo en la zona de los aductores y le recomendaron que abandonase el entrenamiento por precaución. En principio, hoy debe ejercitarse con normalidad.

La principal duda sigue siendo Reyes, una vez que Negredo volvió a ejercitarse sin manifestar dolor por su golpe en la tibia.

Por ello, Marcelino realizó ayer varios ensayos tácticos sin balón con sendos equipos de once futbolistas que podrían asimilarse al definitivo, en espera de que pueda estar disponible Reyes. En ambos formó Babá en el ataque, alternándose con Negredo y con Kanoute. Pero no sería descartable que Marcelino regresara a los tres centrocampistas si Reyes no llega. En ese caso, Manu del Moral podría volver a ubicarse en el extremo izquierdo, que últimamente venía ocupando Luna. Entre hoy y mañana el asturiano irá dilucidando un once, en el que la principal incógnita es Reyes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios