El Sevilla pidió hasta una opción de tanteo por Ander Herrera como aval

  • El Zaragoza, sin liquidez, desechó varias propuestas para garantizar el pago de la ficha de Romaric

Comentarios 3

A Romaric le queda una ardua tarea por delante, tornar las lanzas en cañas. El marfileño, por los problemas disciplinarios del pasado curso y las críticas a su falta de ritmo competitivo, ya se ha configurado como la principal víctima propiciatoria ante cualquier contratiempo, el gran contenedor donde irán a parar todas las iras. Pero lo cierto es que seguirá en la plantilla por mucho que el Sevilla intentó buscar una salida aseada que beneficiara al jugador y al equipo.

El Zaragoza se presentó como la gran oportunidad, pero, tras el acuerdo verbal, su absoluta falta de liquidez impidió que se cerrara la operación. José María del Nido llevó directamente la negociación con Agapito Iglesias, presidente zaragocista, y, cuando éste no le pudo dar garantías para el pago de su ficha, le hizo varias propuestas para avalar la cesión del marfileño.

Entre ellas estaba una opción preferencial de tanteo por Ander Herrera para un futuro traspaso del que se descontaría la ficha de Romaric. El talentoso jugador ya interesó al Sevilla este verano, pero se encontró con el desorbitado precio de 12 millones de euros que los maños pedían por su jugador franquicia, al que quieren explotar este año antes de venderlo. Pero Del Nido obtuvo otra negativa. Prácticamente querían gratis a Romaric.

El Zaragoza ha invertido apenas 2,3 millones de euros para reforzar una escueta plantilla de 20 jugadores. Incluso lamentan en Zaragoza que el Racing sí pudiera pagar los 300.000 euros por la cesión del deseado Waldo Ponce, para escarnio del histórico club aragonés. José Aurelio Gay, mientras, se resigna: "Sabía que íbamos a tener dificultades en las contrataciones por el tema económico".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios