La duda de Manu mantiene en vilo el once de Marcelino

  • Fazio, Medel y Palop se unieron al grupo y Cáceres sigue con fiebre.

El estado físico de Manu del Moral continúa siendo la principal incógnita que tiene Marcelino para decidir su once para el derbi. El jiennense sigue realizando piscina, gimnasio y fisioterapia debido a la lesión de grado I en los isquiotibiales, aunque el técnico cree que hay tiempo para que pueda recuperarse y unirse al grupo entre mañana y el sábado. Difícil, no imposible.

La plantilla del Sevilla volvió a ejercitarse en la tarde de ayer a puerta cerrada y lo hizo con buenas nuevas, puesto que varios de los futbolistas que arrastraban distintas dolencias se incorporaron con normalidad al trabajo de grupo. Medel superó su contractura en el muslo y Fazio, el golpe que sufrió en un tobillo, mientras que Palop ya ha dejado atrás los problemas musculares en el bíceps. De ese modo podrá sentarse en el banquillo de Heliópolis como suplente de Javi Varas y como capitán del equipo en un día en que se echará en falta en el vestuario visitante a Kanoute, quien también se unió al grupo, aunque está sancionado.

En cuanto a Cáceres, aún tiene presente un cuadro febril, por lo que el cuerpo técnico decidió que no realizara ningún tipo de ejercicio para evitar que empeorara su enfriamiento. No obstante, Marcelino tiene confianza en que el uruguayo, una vez que vaya remitiendo la fiebre, se una con normalidad al trabajo y pueda recuperar su buen tono físico para estar disponible.

Así pues, la principal incógnita del once concierne a la banda izquierda, donde está confirmada además la baja Perotti. Si Manu del Moral no llega a la cita, el técnico sevillista tiene tres opciones que está valorando: sacar de la mediapunta a Reyes, acostar ahí a Trochowski o volver a confiar en Luna tras las últimas experiencias positivas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios