La espera se hace tensa

  • El abogado de Reyes continúa tratando el finiquito de su contrato con el Atlético, que vuelve a citar al jugador para hoy. Relativa tranquilidad en el Sevilla mientras que Simeone ya da por perdido al jugador.

Comentarios 2

Reyes tampoco pudo viajar ayer a Sevilla para cerrar su fichaje y retrasa un día su esperado regreso a Nervión. El futbolista comienza a impacientarse de veras con la actitud del Atlético de Madrid, que no está facilitando las cosas en el último trámite que falta para que se confirme la vuelta al club de donde salió en enero de 2004 camino del Arsenal. El utrerano ha sido citado hoy de nuevo por los rectores del club del Manzanares para que firme por fin el finiquito, después de que ayer estuvieran negociando los abogados de ambas partes para limar las diferencias entre lo que la entidad adeuda al jugador y lo que reclama éste, quien, según su entorno cercano, ya ha renunciado a sustanciosas cantidades para poder cumplir su sueño de volver a Sevilla. Hoy podría ser el día definitivo para el esperado reencuentro, una vez que haya acuerdo por las formas de pago de esas cantidades adeudadas.

Casi una semana después de que José María del Nido y Miguel Ángel Gil Marín acordaran el traspaso del futbolista, con el que el Sevilla prácticamente ya tenía pactado el contrato en años y cantidades anteriormente, todavía no se ha producido la fumata blanca en Nervión.

En la cúpula ejecutiva sevillista existe relativa tranquilidad con el asunto, pues incluso dio vía libre para que los medios oficiales anunciaran prácticamente el fichaje el lunes, a falta de la firma de los documentos del traspaso, en la confianza de que el acuerdo entre los dos cabezas visibles de los clubes es firme y no tiene vuelta atrás.

Tanto es así que Diego Pablo Simeone reincidió ayer en el asunto de Reyes y puso en evidencia que para él ya es un ex jugador del Atlético. El ex futbolista del Sevilla habló del utrerano como algo del pasado durante su comparecencia de ayer, tras hablar de nuevo con el futbolista muy temprano. El argentino se mostró mucho más realista que Enrique Cerezo, quien el lunes aún negaba la posible salida de hacia el Sevilla. "Con José nos encontramos en una situación difícil -explicó Simeone-, debido a que apenas llegamos esta mañana, y llegó dos horas antes del entrenamiento, nos ha pedido conversar y nos ha contado la necesidad y las ganas de marcharse. Ante eso se hace muy complicado", reconoció el argentino. "Nos hubiese gustado poder contar con él, pero también entiendo que no hay tiempo para esperar a nadie. El Atlético de Madrid es mucho más importante que cualquier nombre y obviamente la gente que está acá tiene que tener ganas de estar acá, porque es el Atlético de Madrid", dijo rotundo.

Mientras, Reyes comienza a desesperarse. El zurdo de Utrera regresó el domingo a Madrid, tras pasar el fin de año con su familia, con apenas ropa para firmar su finiquito y volver a Sevilla. Y ayer se encontró que tuvo que hacer doble sesión de entrenamiento en Majadahonda mientras su abogado se reunía en el Vicente Calderón con el Atlético sin terminar de cerrar el finiquito. De hecho, Reyes no pudo viajar anoche como tenía previsto y está citado hoy para, en principio, zanjar de una vez por todas el asunto y poder trasladarse al Sevilla para darle el pistoletazo de salida al protocolo de su fichaje: revisión médica, firma de documentos y presentación oficial. Entre hoy y mañana podrían darse estos acontecimientos en cascada, pero la evidencia actual es que Marcelino aún no puede contar con él.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios