La premisa es el ataque

  • Jiménez dice que el Sevilla saldrá "a ganar, porque es la forma más segura de llegar a la final" · No polemiza por la presión para que se dé un Atlético-Getafe, pero aclara que "el Sevilla es tan de España como Madrid"

Una final, nada más y nada menos que una final, es lo que tiene en juego el Sevilla esta noche y Manuel Jiménez es el primero que está loco por que su equipo se clasifique para ella. "Hay muchísimo en juego, porque este tipo de partidos no son demasiado frecuentes en la historia del Sevilla", dijo el entrenador de Arahal. Y para conseguir ese gran logro, la premisa será el ataque, buscar a un Getafe del que dijo que tiene muy buenos futbolistas y que irán a muerte, por lo que auguró que su equipo también deberá saber sufrir para mandar en el partido, según dijo.

El 2-0 de la ida llena de optimismo al técnico sevillista, que apeló al viejo aserto de que la mejor defensa es un buen ataque: "En todos los partidos que yo he jugado como futbolista y los que llevo como entrenador, yo nunca he entendido cómo se defiende un resultado. Quizás al final de un partido, por lesiones o expulsiones, pero yo no sé defender un partido desde el minuto uno. Yo envidio a esos entrenadores que salen a defender desde el minuto uno, porque no sé cómo se hace. Tenemos que ir por el encuentro y manejarlo en todos los aspectos". Según explicó, ésta no es ni más ni menos que la premisa que siempre quiere inculcar a su equipo: "El Sevilla siempre tiene la filosofía de ser superior mandando en el partido. Y hay muchas formas de hacerlo, pero no podemos dejarles hacer lo que ellos quieren, que es meternos en nuestro campo. El Sevilla tiene que salir a ganar el partido, que es la forma más segura de llegar a la final".

Jiménez no se detuvo mucho en hablar de un rival que recibe muchos elogios por su juego: "Plantearé el partido como siempre, mirando a mi equipo, pero sabiendo cómo juega el rival. No sé cómo lo hará el Getafe, pero seguro que irán a muerte. Sé que tienen buenos futbolistas, también sé como contrarrestarlos. Pero a mí lo que me importa es mi equipo".

Lo que no quiso desvelar es qué sistema utilizará, ya que en el partido de ida salió con dos delanteros y hubo de rectificar sobre la marcha con el famoso cambio de Romaric por Negredo: "Vamos a manejar en cada situación lo que más nos interesa. Jugamos con dos delanteros contra el Valencia y fuimos superiores, y contra el Getafe ellos tuvieron el balón los treinta primeros minutos, algo que no nos gusta, y tuvimos que buscar una solución. Pero independientemente de eso, con ambos sistemas se gana y se pierde".

Al entrenador de Arahal le preguntaban si el encuentro de hoy es también un examen para él: "Supongo que para mí será un examen, pero no me importa, soy buen estudiante. Nos jugamos muchísimo, estar en una final. No hay ni excusas ni nada. Ni un delantero o dos, ni el ambiente, ni nada. Son once contra once. Y vamos a ir a ganar y el Getafe tiene el deber de intentar darle la vuelta. Los dos tendremos que correr mucho. Pero estoy tan convencido de que va a salir bien que el jueves hay día de descanso. Luego, el fútbol depara muchas cosas".

Otro aspecto que puede influir en las ganas del Sevilla es desquitarse de la semifinal del curso pasado contra el Athletic: "Se ha comentado lo que pasó en Bilbao. Somos conscientes de lo que perdimos y depende exclusivamente de nosotros".

También tocó Jiménez el espinoso asunto de los arbitrajes y del ambiente que reina en Madrid ante una posible final Getafe-Atlético: "Desde aquí también hay que hacer ruido. El Sevilla vuelve a estar en semifinales por méritos propios y jugamos nuestras bazas. Estos extraordinarios futbolistas quieren demostrar lo que valen. Queremos una nueva final de la Copa y el Sevilla es tan de España como Madrid. Para llegar aquí hemos recorrido un largo camino, por eso vamos a intentar llegar por todos los medios y si hay que sufrir, se sufrirá", explicó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios