Bangladesh confirma la destitución del 'banquero de los pobres'

  • Echan a Yunus del banco que fundó alegando que el órgano central no ratificó su cargo

El Tribunal Supremo de Bangladesh ratificó ayer la destitución de Mohamed Yunus al frente del banco de microcréditos que fundó, tras meses de acoso gubernamental contra el premio Nobel de la Paz conocido internacionalmente como el banquero de los pobres.

El Alto Tribunal rechazó el recurso presentado por el propio Yunus contra su destitución de la jefatura de Grameen Bank (GB), aunque se reservó para hoy la decisión sobre otro recurso similar interpuesto por un grupo de nueve directores del GB no nombrados por el Gobierno, según los medios bangladeshíes.

El panel judicial, compuesto por siete magistrados y presidido por el jefe del Supremo, Khairul Haque, ratificó así la orden emitida a principios de marzo por el Banco de Bangladesh (central), que había alegado que cuando Yunus renovó su cargo de director ejecutivo hace 11 años no contó con la aprobación previa necesaria del organismo central.

"No podemos hacer ningún comentario en estos momentos", dijo por teléfono a Efe una portavoz del Yunus Center, Lamiya Morshed, quien deslizó que la entidad ofrecerá explicaciones mañana una vez se haya dilucidado la respuesta del TS.

Sin embargo, poco después, Yunus planteó un nuevo recurso de apelación al Supremo para que reconsidere su fallo de ayer, según un abogado del economista citado por la edición digital del rotativo bangladeshí The Daily Star.

Fuentes del GB consultadas en las últimas semanas manifestaron en repetidas ocasiones que, aunque consideran ilegal la orden del Banco de Bangladesh, el Grameen Bank acataría cualquier decisión que tome el Supremo.

Las mismas fuentes tacharon la destitución de Yunus -para la cual se han aducido aspectos técnicos y que ha sobrepasado la edad de jubilación para su cargo, de acuerdo con la normativa del GB- de maniobra política gubernamental para deshacerse del economista, quien en los últimos meses se ha visto sometido a una campaña de desprestigio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios