La OTAN patrullará aguas somalíes para proteger a los buques humanitarios de la ONU

  • La organización militar, en una operación coordinada con la Unión Europea, enviará barcos a la zona para combatir la actividad de los piratas.

Comentarios 1

La OTAN ha acordado enviar buques de guerra a las aguas próximas a Somalia para proteger a los barcos que llevan a ese país ayuda humanitaria del Programa Alimentario Mundial (PAM) de Naciones Unidas, en una operación coordinada con la Unión Europea (UE).

Los ministros de Defensa de la Alianza Atlántica aprobaron el envío de los buques en respuesta a una petición del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon.

"Pronto habrá buques militares de la OTAN en aguas próximas a Somalia, disuadiendo a los piratas y escoltando los envíos de alimentos", afirmó el secretario general de la Alianza, Jaap de Hoop Scheffer, en una conferencia de prensa.

Añadió que "millones de somalís corren el riesgo de morir de hambre" si la ayuda humanitaria no llega al país por culpa de los piratas.

El grupo marítimo segundo de la OTAN (SNMG2) llegará a las aguas de la zona del golfo de Adén en dos semanas, para realizar una serie de ejercicios durante los cuales llevarán a cabo esa tarea de protección.

Los barcos de guerra de la organización seguirán en la zona hasta diciembre, aunque es posible que continúen más tiempo, avanzó por su parte otra fuente de la Alianza.

Los buques de la OTAN se ocuparán de dos misiones: escoltar a los mercantes del PMA para el transporte de alimentos esenciales y patrullar las aguas en torno a Somalia, para ayudar a frenar los ataques piratas.

Esa fuerza naval permanente está formada actualmente por siete fragatas, aunque no todas ellas participarían en las acciones contra la piratería.

La fuerza naval SNMG2 no incluye barcos españoles, indicaron fuentes de la Alianza Atlántica.

"Un marco global de seguridad"

Los buques de la OTAN "van a dar escolta al corredor marítimo humanitario", explicó la ministra española de Defensa, Carme Chacón, quien recalcó que se trata de una zona con "un tráfico bastante elevado" y hasta mil piratas fuertemente armados.

Chacón destacó que, con esta decisión, la Alianza "ha enviado "dos mensajes importantes", en primer lugar no quiere ser ajena a la lucha contra la piratería y en segundo quiere colaborar y coordinarse con la UE dentro de "un marco global de seguridad".

Esta acción aliada se realizará en con una "complementariedad completa" con otras operaciones contra la piratería marítima en la zona, especialmente con la UE, resaltó por su parte el portavoz de la OTAN, James Appathurai.

Los ministros de Defensa de la UE acordaron la pasada semana lanzar una misión común en aguas del Golfo de Adén (que se aprobará formalmente el 10 de noviembre), para lo que solicitaron ayuda a la OTAN y a EEUU, y en septiembre pusieron en marcha una célula de coordinación de las operaciones que algunos países comunitarios realizan en la zona.

La UE planea enviar tres aviones militares y tres fragatas -más un barco de apoyo logístico-, dentro de esa misión común.

"No hay competencia, sino mucho trabajo que hacer", afirmó el portavoz de la organización.

Si alguno de los barcos de la OTAN tiene contacto con los piratas somalís o captura a alguno de ellos tendrá que actuar de acuerdo con su respectiva legislación nacional.

Los piratas somalís han secuestrado en los últimos dos meses cerca de una veintena de barcos en aguas en torno al Cuerno de África, donde a lo largo del presente año al menos 55 embarcaciones han caído en su poder.

La piratería se ha convertido en "un serio problema" para la navegación en la zona y "una amenaza inmediata" para la población de Somalia, ya que "bastante más del 40 por ciento" de los habitantes de ese país dependen de la ayuda alimentaria transportada por barco del PAM, explicó el portavoz de la OTAN.

Hasta ahora, una fragata canadiense ha estado realizando esas tareas de apoyo a los mercantes, pero ese compromiso concluye el próximo día 20, añadió Appathurai.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios