Bravura y clase torera en la novillada de Montoro

  • Novillos bravos y nobles del ganadero Manuel Ángel Millares en Córdoba Destacan Bolsico, Pacheco, Mora y una gran labor de Tibo García junto a la ausencia de triunfo para Emilio Silvera

novillada en Montoro Ganadería: Se lidiaron seis novillos de Manuel Ángel Millares, muy bien presentados, bravos, nobles y muy fijos en su lidia. Con clase, primero, segundo, cuarto, aplaudido en el arrastre, y sexto, uno de los mas completos de la tarde. TOREROS: Sergio Roldán: oreja. David Bolsico: dos orejas. Emilio Silvera: saludos. Miguel Pacheco: dos orejas. Tibo García: una oreja. Pablo Mora: oreja en el que cerraba plaza. INCIDENCIAS: Festejo televisado por Canal Sur Televisión.

Notable encierro ganadero el que lidió Manuel Ángel Millares ayer en la plaza de toros de Montoro.

Un encierro de erales muy cuajado, muy bravo y noble, que además tuvo la virtud de la fijeza y muy exigente también en su lidia. Destacados por su gran clase, primero y segundo.

Dentro del festejo se anunciaba el onubense Emilio Silvera, quien no cuajó su mejor actuación de todo cuanto le llevamos visto. Comienzo de faena a portagayola en el que el novillero se llevó un fuerte golpe en el hombro. Después, el propio novillero dejaría claro que no había sido impedimento el suceso para una lidia en la que le costó acoplarse al viaje de un novillo también bravo en una faena a la que le faltó reposo y mando.

Y es que ayer se vió más a un Silvera batallador y guerrero que a ese novillero que compone la figura y expresa el toreo. La espada tampoco puso remedio certero y tras rematar con los aceros, saludó desde el tercio.

Quienes sí destacaron dentro del capítulo de triunfadores fueron Miguel Pacheco, frente al cuarto, al que desarrolló una faena de mucha clase, la mayor parte de ella templando muy bien los muletazos rodilla en tierra. Mucho temple en los dos protagonistas sobre el albero y gran estocada del linense para rubricar la faena.

Estuvo también con mucho oficio y templanza David Bolsico frente al segundo de la tarde, al que le cuajó con mucha templanza una faena de muchísimo mérito y a la altura de la gran calidad que mostró su oponente.

No terminó de acoplarse Sergio Roldán a la bravura que lució el primero de la tarde y que terminó atosigando demasiado al almeriense, al que le faltó dar distancia y templarlo,

Muy interesante la faena que montó el francés Tibo García ante un novillo mermado de facultades pero al que García entendió perfectamente sacando a flote la notable clase y dulzura de ese quinto.

Gran novillo también el sexto, al que Pablo Mora templó por momentos, aunque le faltó remate a su labor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios