David Sevilla corta la única oreja de la tarde en la novillada sin caballos de El Puerto

  • La presidenta se despidió de equipos gubernativos y asistencias en su última tarde

Novillada sin picadores de promoción en la Plaza Real portuense, en la tarde de ayer, con mucho calor y la corta entrada que es habitual en este tipo de festejos.

Se jugaron erales de la ganadería de "El Soldao", un encierro que fue de mal juego por manso y descastado con la dificultad añadida de que estaban armados, aunque por fortuna espadas y cuadrillas anduvieron ojo avizor y no pasó nada, demostrando la terna actuante una preparación que les hizo estar a la altura de las circunstancias.

Juan Ignacio Avendaño, de la escuela de Albacete, cobró un balance de vuelta al ruedo y aplausos dejando la imagen de un aspirante que no estuvo nada mal de acuerdo con lo que tuvo delante, enfrentándose con valor a sus oponentes.

David Sevilla, que venía de Valencia, fue el único que tocó pelo del festejo, cerrando su labor con oreja y aplausos. Fue un torero que, pese a su corto bagaje, se puso muy bien delante de sus dos erales, con seriedad aunque con la espada no anduvo bien, como sus compañeros.

Cristián Chía , alumno de Camas, tuvo en su lote aplausos y vuelta, cuajando una muy buena actuación con el capote.

En banderillas saludó el Niño del Cubo y expuso no poco para parear González Padilla.

El festejo estuvo precedido entre bambalinas por la despedida de Ana Alonso de sus labores en el palco, ya que era el último festejo que presidía en esta plaza. Hubo cariñosas intervenciones de todos los representantes de los gremios con los que ha tratado en sus tareas, tanto servidores de intereses públicos como la empresa y sus empleados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios