El Fandi corta oreja en Málaga y cae herido el banderillero Curro Robles

  • El Cid y Daniel Luque se van de vacío sin opciones por el mal juego del encierro

Ganadería. Se lidiaron tres toros de Gerardo Ortega y otros tres de Parladé, correctos de presentación y descastados excepto el quinto. TOREROS: Manuel Jesús 'El Cid', que sustituía a Francisco Rivera Ordóñez, ovación y silencio. David Fandila 'El Fandi', ovación y oreja. Daniel Luque, silencio y silencio. Incidencias. La plaza de La Malagueta registró más de tres cuartos de entradas en una tarde agradable.

David Fandila El Fandi recibió la ovación del público y cortó una oreja en la plaza de La Malagueta en la corrida de ayer de la Feria de Málaga, mientras que el banderillero Curro Robles recibió una cornada en el muslo izquierdo.

El mal juego de los toros de Gerardo Ortega y Parladé lidiados en la tarde de ayer en la Malagueta ha condicionado el desarrollo del festejo, en el que sólo sirvió un astado de la segunda ganadería, al que El Fandi cortó la única oreja.

El primer toro de El Fandi no le dio facilidades para banderillear, destacando el segundo par por los adentros, en una faena que no tuvo lucimiento ante un animal con cierta brusquedad.

El único astado con posibilidades de toda la tarde fue el quinto de Parladé, al que le cortó una oreja el matador granadino tras recibirlo con una larga cambiada en el capote y mostrarse espectacular en el tercio de banderillas.

El primero de El Cid, un animal de Gerardo Ortega, llegó parado a la muleta, pudiendo dejar solo una tanda en redondo. Fue el toro que cogió a su banderillero Curro Robles.

El subalterno arriesgó más de la cuenta a un metro escaso del toro, entre el astado y las tablas, por no pasar el falso. Esperó para colocar el par sin que el animal de Gerardo Ortega decidiera arrancarse. Pudo colocar los palos pero a la salida no consiguió esquivar el derrote del toro que le lanzó al aire y se lo pasó de pitón a pitón.

Curro Robles sufre una cornada de diez centímetros de longitud en cara posterior interna del muslo izquierdo que afecta piel, tejido celular subcutáneo y fascia; con una trayectoria de 18 centímetros hacia arriba, adentro y hacia adelante llegando hasta la tuberosidad isquiática posterior y rompiendo abductor mayor, sección proximal del bíceps femoral interno, glúteo mayor y glúteo medio. Pronóstico grave.

Tampoco tuvo opciones de lucimiento Daniel Luque, que vio como su primero se echaba a las primeras de cambio, y en el último le correspondió un manso que no tuvo ni un pase.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios