Histórica suspensión del festejo en la Malagueta por falta de toros

El segundo festejo del abono malagueño se suspendió por falta de toros. Hasta 14 astados de Ribera de Campocerrado fueron rechazados por el equipo gubernativo presidido por Ana María Romero y la empresa se negó a traer más toros de otro hierro para evitar la devolución de entradas. Dice el Reglamento andaluz que si no se anuncian al menos cuatro reses del hierro titular, el respetable puede exigir su dinero. Así las cosas, Manolo Sánchez, César Jiménez y Oliva Soto se quedaron sin torear. A las 13:10 la presidenta y el representante de los toreros y director de lidia, Manolo Sánchez, firmaron el parte de suspensión. "El parte está firmado pero si la empresa me llama y trae otra corrida, evidentemente voy a desembarcarla", subrayó la presidenta. Entonces una corrida de Martelilla se encontraba en un camión a menos de media hora de Málaga, pero la condición de la empresa era que se tenían que aprobar al menos cuatro toros de Campocerrado. "A veces se puede echar una mano y yo tengo potestad para aprobar la corrida, pero con un informe tan desfavorable de mis veterinarios no podía hacerlo. Los tres rechazaron la corrida. No había toros", argumentó Romero.

Según el acta, los toros rechazados "no tienen el prototipo zootécnico para una plaza de Primera, ni sustancia cornea suficiente". Es decir, no tenían trapío para ser lidiados en La Malagueta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios