Paquirri, con tres orejas en el esportón, triunfa en la Goyesca de Ronda

  • Enrique Ponce cumplía el festejo número 2.000 de su larga carrera · Castella pierde trofeos por fallar con el descabello

GANADERÍA: Toros de Zalduendo, justos de presentación, mansos y flojos excepto los nobles cuarto y quinto. TOREROS: Enrique Ponce, palmas y oreja tras aviso. Rivera Ordóñez, oreja y dos orejas. Sebastián Castella, silencio y palmas. Incidencias: se acabó el papel y calor.

La goyesca ha tenido alicientes, como la celebración del 225 aniversario de la inauguración del histórico coso y el paseíllo número 2.000 de Ponce en su vigésima temporada como matador.

El festejo ha estado marcado por el pobre juego de los toros lidiados de la ganadería de Zalduendo; entre los que predominaron los mansos y faltos de fuerza. También hubo alguno que dio más posibilidades, como el repetidor cuarto, que le correspondía al diestro valenciano. Menos fortuna tuvo en el que abría plaza, falto de fuerza y casta; a lo que se unió una sosería que su matador no pudo superar.

También paseó un trofeo Paquirri más voluntarioso que brillante con su manso primero. El triunfo y la confirmación llegó con el quinto, un noble animal al que le cortó las dos orejas.

Completaba el cartel el francés Sebastián Castella, que se estrelló en primer lugar con un manso integral. Su última oportunidad llegaba en el sexto y último, que le llegó parado a la muleta pero al que le cuajó un arrimón de los suyos aunque el descabello le dejó sin trofeos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios