En Pozoblanco El Juli se queda solo y corta ocho orejas y rabo

  • José Luis Moreno sufre una cogida grave de tres trayectorias en el primero de la tarde

El mano a mano entre José Luis Moreno y El Juli en Córdoba comenzó con muy mal pie. El diestro cordobés fue cogido durante la faena de muleta a su primer toro de Jandilla, que le ha inferido una cornada en el muslo derecho cuando intentaba un pase de pecho. Moreno dejó hueco, el toro lo vio y derrotó y lo empitonó limpiamente en el muslo.

Tras quedarse a matar a su toro, ha pasado a la enfermería sangrando abundantemente y su cuadrilla saludó la oreja concedida.

De acuerdo con el parte médico, Moreno sufre "herida por asta de toro en tercio medio inferior cara interna del muslo derecho. Trayectoria ascendente de 20 centímetros que rompe aponeurosis y músculos y otra trayectoria interna de 20 centímetros que rompe músculo abductor mediano, llegando al fémur y provocando arrancamiento óseo, cuya esquirla se extrae. Otra trayectoria inferior interna de 8 centímetros con rotura de plano muscular. No lesiona vasos. Pronóstico grave. Trasladado al hospital".

En la segunda de feria de la localidad pozoalbense y con casi lleno en los tendidos se han soltado, por orden de lidia, toros de Jandilla, encastado. Núñez del Cuvillo, bravo, premiado con la vuelta al ruedo. Fuente Ymbro, manejable. Jaralta, noble y dulce, aunque falto de fuerzas. Daniel Ruiz, manso. Victoriano del Río, bravo.

José Luis Moreno, oreja en el único que mató.

El Juli, dos orejas, dos orejas, dos orejas, saludos tras petición y dos orejas y rabo.

El Juli se quedó solo con cinco toros y solventó en triunfo con gran capacidad y sobrado de facultades, hasta el punto de que banderilleó al quinto de la suelta. El de Velilla de San Antonio sumó ocho orejas y un rabo en una forzada encerrona en solitario en la que el buen juego del ganado tuvo también su cuota en el éxito.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios