Rafael Ortega, un trofeo, y Luque es ovacionado ante un mal lote

  • El diestro consigue una oreja en la quinta de Aguascalientes y el sevillano se entrega ante dos toros deslucidos

GANADERÍA: Toros de Los Encinos, bien presentados, pero desiguales de juego; destacando el lidiado en quinto lugar. TOREROS: Rafael Ortega, aplausos y oreja. Fernando Ochoa, aplausos en ambos. Daniel Luque, aplausos en ambos. Incidencias: Plaza de toros de Aguascalientes. Un cuarto de entrada.

El mexicano Rafael Ortega cortó una oreja en la quinta corrida de la feria mexicana de San Marcos, en Aguascalientes, un festejo en el que su compatriota Fernando Ochoa y el español Daniel Luque se fueron en vacío.

Otra entrada pobre, un cuarto de plaza y se lidiaron seis toros del hierro de Los Encinos, justo de peso, trapío, fuerza y raza. Los mejores fueron el cuarto y quinto ejemplares, sin ser cosa del otro mundo.

Rafael Ortega abrió plaza con un animal sin deseos, por lo que su labor pasó inadvertida. Mejor con el cuarto, que fue más que sus hermanos. Bien con el capote, banderilleó con lucimiento y el trasteo, tuvo momentos aceptables para concluir de una magnífica estocada y obtener una oreja, aunque, de poco peso.

Fernando Ochoa, con el primero, se mostró con más entusiasmo, pero sin redondear nada y mató de dos intentos. Con el buen quinto, realizó la faena mejor estructurada, aunque sin lograr penetrar en el ánimo de la gente. Inclusive concluyó de media estocada y hubo aplausos tibios.

El sevillano Daniel Luque, no tuvo opción esta tarde. A su primero le faltó fuerza y emoción. Trató por todos los medios sin lograr el objetivo y lo mató pronto y escucho palmas. El sexto, jamás humilló y resultó deslucido. Todo el entusiasmo del matador se estrelló con la sosería del toro. Terminó de estocada desprendida y fue aplaudido por su voluntad de agradar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios