Tarde de consagración de Sergio Flores en La México, con un indulto y trofeo

Tarde triunfal en la Plaza México, con la consagración de Sergio Flores y la tarde torera de Fermín Rivera, que sólo cortó una oreja por pinchar a su segundo que era de dos, en tanto que el español Alejandro Talavante tuvo una tarde gris, pues en su primero estuvo frío y en el otro fue abucheado, al igual que el rejoneador mexicano Rodrigo Santos. Es el resultado de la decimoquinta fecha de la temporada, en la que con un cuarto de entrada, unas ocho mil personas, se lidiaron tres toros de Jaral de Peñas, primero, segundo y tercero, y tres de Xajay, cuarto, quinto y sexto de la lidia ordinaria, el primero bravo y con clase, se dejaron segundo y tercero, buenos a secas el cuarto, malo el quinto y superior el sexto, que fue indultado con todos los merecimientos por su bravura, codicia, estilo y calidad. Abrió plaza un toro de Vista Hermosa para rejones estupendo.

Santos, con el toro que abrió plaza no se acopló (pitos).

Rivera, elegante, ortodoxo, toreó con suavidad y torería, tanto en el primero como el cuarto de la lidia ordinaria. (Oreja y ovación tras dos avisos).

Talavante, con el segundo pudo estar mejor, el toro tenía una distancia, no estuvo mal pero no conectó con la gente. Con el quinto, el hueso del encierro, poco había que hacer, se mostró breve y pesado con el acero. (Silencio y dos avisos y abucheos al retirarse).

Flores tuvo la tarde de su consagración, entendió muy bien al tercero, haciéndole una faena que conectó con la gente. Firmó una estocada desprendida. Con el bravo sexto realizó la faena de la temporada hasta este momento, se dio gusto con el capote y la muleta, a un toro bravo que no se cansó de embestir. (Oreja y trofeos en el indulto de su segundo, con salida a hombros).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios