El verano taurino portuense más corto ya tiene carteles en la calleTriunfo ganadero de El Capea, con El Fandi a hombros, en la plaza de Burgos

Tres corridas de toros y una de rejones componen el cartel más corto de la historia del verano taurino portuense, un abono que fue presentado en la noche de ayer por la empresa de la Plaza Real, la Unión Temporal de Empresas Puerto de Santa María 2014, integrada por Tomás Entero, José Ortega Cano y Juan Carlos Beca Belmonte.

La presentación tuvo lugar en el Castillo de San Marcos del Grupo Caballero, que tradicionalmente apadrina la puesta de largo de los carteles de El Puerto. Luis Enrique Caballero hizo de anfitrión dando la bienvenida a todos, deseando suerte al alcalde y a la empresa y valorando la multitudinaria asistencia.

El alcalde David de la Encina presidió el acto compartiendo el estrado con el concejal de plaza de toros, Ángel Quintana, y los empresarios José Ortega Cano y Tomás Entero.

Los carteles han gustado a la propiedad de la plaza, y así lo manifestó el concejal de plaza de toreros que dijo que era una temporada "corta pero intensa. Breve pero grande, muy grande". También los valoró el alcalde, que felicitó a los empresarios destacando que eran completos y de calidad.

Y ambos tranquilizaron al sector taurino portuense: para el equipo de gobierno la lidia, la plaza de toros de El Puerto y el sector taurino local son muy importantes, esenciales, y apostaron por la fiesta como seña de identidad y motor en El Puerto, valorando su vertiente patrimonial y turística. Y ello para tranquilidad para el sufrido sector taurino local, que ve como la política amenaza al toreo y lo utiliza como una moneda de cambio. Ademñas dijo el alcalde que había instado a la empresa a trabajkr por la corrida de feria con figuras y veteranos locales.

Y hubo algo nada desdeñable, por significativo. En el excelente vídeo de presentación de la temporada taurina se puso en valor las excelencias de El Puerto a través de las firmas patrocinadoras: bodegas, destilerías, restaurantes, hoteles, bares de copas... Ya el año pasado se notó la presencia de firmas y este año ha aumentado, y es muy positivo que la publicidad vuelva a la fiesta con normalidad porque el atractivo publicitario de una actividad económica es signo de su salud.

Y perdonen que me haya extendido con el matiz. Tomás entero habló de lo negativo, que es al reducción de la temporada, y de lo positivo, que es que a fin de año la plaza habrá mejorado bastante. También habló de lo complicado, la confección de los carteles. Destacó el cartel estrella del día 2 de agosto, valoró la experiencia del año pasado ofreciendo festejos nocturnos y dijo que habían apostado por la noche del sábado con un cartel de toreros "mediáticos".

En cuanto a la de rejones explicó que era de seis jinetes porque así lo había recomendado Fermín Bohórquez, que se despedía de El Puerto y se extendió sobre la capacidad profesional de Castella, triunfador de San Isidro, que además va a torear astados de fuente Ymbro, algo que "no todas las figuras hacen".

Lamentó lo corto de la temporada y que ello el había obligado a anular compromisos que había contraído con ganaderos comprando novilladas y con un novillero local, en clara alusión a Daniel Crespo que por segundo año se queda fuera de los carteles.

Ortega Cano dijo que se quería implicar en El Puerto y que iba a organizar un festival toreando él en esta plaza. Apostó por el futuro y dijo que iba a colaborar con la escuela "La Gallosina" bien dando clase, bien llamando a profesionales para dar clases. En el apartado de la promoción, el alcalde dijo que había llegado a un compromiso con la empresa para que se montara una de las dos clases prácticas que se han perdido este año, en fecha por concretar. De nuevo reiteró su compromiso con el Museo Taurino. Por cierto que la empresa valoró el trabajo de las visitas guiadas a la plaza, sin ir más lejos este invierno ha sido visitada por 700 escolares.

Y ahí están los carteles, a debate, como dijo el alcalde porque siempre lo hay, en una temporada atípica que ha perdido tres festejos y una clase practica.

Tres toros -primero, quinto y sexto- de El Capea, dos -segundo y cuarto- de Carmen Lorenzo y uno -el tercero- de San Pelayo, del mismo encaste y casa ganadera, bien presentados y de excelente comportamiento por bravos y nobles.

Manuel Díaz "El Cordobés": pinchazo y dos descabellos (ovación tras aviso); y pinchazo y descabello (palmas). Juan José Padilla: estocada (oreja); y estocada y cuatro descabellos (ovación tras aviso). David Fandila "El Fandi": gran estocada (dos orejas); y pinchazo y cuatro descabellos (palmas tras aviso). La plaza tuvo lleno en los tendidos.

El titular de la tarde, más allá de los trofeos cortados y los triunfos alcanzados, debería ir para los toros, que rompieron con la tónica de los fiascos ganaderos que han venido asolando a la Feria de Burgos. Una gran corrida de toros de los tres hierros de El Capea. Todos embistieron y mostraron las mismas virtudes de la bravura, el temple y el buen son. Un 10 para el ganadero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios