baloncesto campeonato de españa junior

Esa primera vez

  • Los Juniors masculino y femenino del Unicaja inician el Nacional, un hito sin precedentes en el club de Los Guindos

  • Los de Aurioles, a igualar la cuarta plaza de 2017

  • Las de García, a competir en un terreno nuevo

Las plantillas del Unicaja junior, masculina y femenina, posan en la pista de Los Guindos para 'Málaga Hoy'. Las plantillas del Unicaja junior, masculina y femenina, posan en la pista de Los Guindos para 'Málaga Hoy'.

Las plantillas del Unicaja junior, masculina y femenina, posan en la pista de Los Guindos para 'Málaga Hoy'.

Es un año especial en Los Guindos. Desde el pasado verano los balones también los votan las chicas en la avenida Gregorio Diego. Un avance que quizá debería haber llegado antes al Unicaja, pero que ahora se acoge con disfrute. Una normalización reflejo de lo que es y debe ser la sociedad actual. Hoy sucederá un hecho que se normaliza, pero que sienta un precedente en el club cajista. Por primera vez, el equipo junior masculino y el femenino afrontan un Campeonato de España. Ambos, del 6 al 12 de mayo.

El masculino se disputa en Extremadura, en las localidades de Badajoz y Elvas. Un torneo que tiene la particularidad que se jugará en dos países, en dos lugares a un lado y otro de la frontera con Portugal. Allí estará el equipo de Paco Aurioles, que intentará no deslucir el cuarto puesto del curso anterior. Muchos de los que se colgaron ese bronce repetirán, aunque no se subieron al autobús Morgan Stilma y Jesús Carralero, dos de los grandes baluartes del equipo y de la cantera cajista. "Son la columna vertebral. Llevamos tiempo sin ellos y nuestro potencial varía. Tuvimos que pelear la permanencia en EBA sin ellos y ganar el Andaluz", comenta el técnico malagueño, que para suplir sus bajas y la de Alfonso Sánchez tirará del cadete de Chiki Gil. Viajan Pablo Sánchez, Javi Rodríguez -ya estuvo en Hospitalet- y Jeffry Godspower, un trío de canteranos internacionales.

Las bajas merman el potencial del Unicaja, que llega con moral tras un Andaluz ganado en el alambre al Real Betis. "Nos dio mucha confianza, aprendimos a sufrir", explica Aurioles. Dinámica que sirvió para sellar la salvación en EBA, pero que no esconde un rendimiento discontinuo a pesar de contar con jugadores de talento. "Sí tuvimos una trayectoria irregular, pero la EBA es exigente. Hubo altibajos, siendo el mejor momento Hospitalet. Hay bajas y tampoco está Ignacio Rosa -que ya es senior-".

Encuadrados en el Grupo D, los los rivales son UCAM Murcia, Gran Canaria y Básket Almeda de Cornellá. Los murcianos, primer escollo a las 20:00 hoy. "Parecido al del año pasado, repite Gran Canaria, que vuelve a ser favorito. Tienen a Biram Faye, MVP del año pasado, y algún jugador que jugó las ventanas FIBA. Almeda tiene mucho nivel, perdió de uno en el catalán con el Barcelona. Los catalanes tienen un nivel muy alto. Del UCAM no tenemos mucha información", reflexiona Paco Aurioles, que se marca un tope: "Mejorar lo del año pasado, aunque las lesiones nos lastran para igualar. Queremos lo más alto que nos lleve la competición. El objetivo es que crezcan y lo han hecho. Espero que en Badajoz se vea el mejor momento de este equipo".

Unos kilómetros más abajo en el mapa estará el equipo femenino, que se estrena en un Nacional en las localidades onubenses de Punta Umbría y Aljaraque. Su dominio hasta ahora en el ámbito provincial y andaluz ha sido impactante, tanto que aún no tuvieron sorbos amargos tras casi 50 partidos.

Las de Ale García están en el Grupo A, donde le acompañarán dos de las grandes factorías de talento, la Canterbury Academy canaria y el Sant Adrià catalán -debutan hoy contra ellas a las 17:30-. Completa el cuarteto el Valencia Básket. "Tenemos al subcampeón del año pasado, que tiene cuatro jugadoras en la selección. También Canterbury, una academia con jugadores de todos lados y la mejor base serbia sub 18. Es un espectáculo de equipo. Después Valencia, un club ACB que lleva muchos años trabajando el baloncesto femenino", explica el técnico haciendo balance: "Todo el mundo me dice que hemos tenido muy mala suerte. Quiero competir y pasar de grupos es un logro. Llegar a semis sería una barbaridad".

Este junior femenino es la gran joya de la sección. Lo admite el que lleva tiene las llaves. "Podemos ser el equipo mejor formado porque tienen mucho conocimiento del juego", comenta García, que se sorprende por el rendimiento en el año de estreno: "Éramos un equipo nuevo y no esperaba un nivel tan alto. Podríamos haber ganado el Andaluz, pero no de manera tan brillante. Ninguna de mis jugadoras lo había hecho antes".

Tiene claras el director de orquesta las premisas. "Vamos a mantener nuestra forma de jugar, con un ritmo muy alto y sin sistemas. La clave es defender a toda pista como lo hemos hecho, pero ahora ante las mejores. Es lo único que podemos hacer mejor que el resto", asegura. El plantel tiene varias individualidades destacadas, siendo algunas básicas en el equipo de Primera Nacional, como Marta Ortega, Aitana Nuevo o Paula Tello. "Teníamos un baluarte que era Irene Viruel -se rompió el cruzado-, que era la jugadora diferente por su forma de jugar. No tenerla nos baja mucho", reconoce García, que resalta la figura de Paula Tello: "Debería ir con la selección. Es el cerebro, le digo que ella juega y ella manda. Maneja al equipo como quiere. Es especial". También destaca a Ana Jiménez.

Ambos equipos buscarán avanzar desde hoy en un laberinto de máxima exigencia. Habrá más Campeonatos de España, pero ninguno tan especial como esta primera vez. Ni tan recordada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios