Análisis 'Dead Island. Ryder White'

  • Techland publica el primer paqueta de contenido descargable para el título de PS3 y Xbox 360.

Dead Island recibe su primer paquete de contenido descargable enfocado a ampliar los hechos narrados en la campaña del irresistible juego de Techland. Tras lanzar The Bloodbath Arena, un primer paquete enfocado a la vertiente multijugador, el equipo de desarrollo amplía las horas de campaña permitiéndonos conocer los hechos previos a la historia del juego bajo el punto de vista del villano de la producción, Ryder White, el experimentado militar que presta su nombre para el contenido.

Como su propia denominación indica, Ryder White es el absoluto protagonista de este paquete de contenido que varía el plano de manera sustancial, apoyando ahora todo el peso del juego en las mecánicas de acción, algo que puede parecer un error si lo que estamos buscando es simplemente más de lo mismo. Es cierto que se han sacrificado ingredientes como el combate cuerpo a cuerpo y la exploración, mientras que los componentes roleros y las atmósferas terroríficas han desaparecido para abrir la puerta a una bacanal de explosiones, fuego, plomo y mucha acción. En consecuencia, estos cambios se traducen en un giro hacia la acción, jugando, disparando y explotando todo lo que quieras, ya que cuentas con munición suficiente. Eso es seguro.

En el pellejo del malo

Para ser justos hay que destacar que nuestro protagonista nada tiene que ver con los inexpertos personajes del juego, por lo tanto sería injusto enfrentarse a la amenaza zombi, y civil, que nos espera en las mismas condiciones. Aquellos que terminaron la campaña pueden confirmar que Ryder White es un auténtico tipo duro, un cabrón con pintas, vaya. Pero en este paquete de contenido comprobaremos que el militar también tiene miedos y motivaciones personales.

Ryder White nos traslada hasta los hechos previos de lo narrado en el juego. Cuando todavía había tiempo para contener la infección, el ejército decide arrasar la zona y no dejar ni un infectado que pueda propagar el virus. En uno de los helicópteros que se acercan a la zona viaja nuestro protagonista, que como no, verá impotente cómo un accidente derriba su medio de transporte y le deja medio muerto en un área peligrosa donde otros militares intentar en vano eliminar los zombis y los grupos civiles rebelados.

Tras algunos momentos de incertidumbre daremos con un arsenal y comenzaremos una odisea donde iremos descubriendo algunos elementos que completan y complementan lo narrado en el juego mientras hacemos todo el ruido posible con nuestras armas y explosivos, sin mirar atrás, sin necesidad alguna de pararse para mejorar un personaje que se desenvuelve perfectamente realizando su trabajo. A todo esto tenemos que sumar combates más tácticos, ya que también tendremos que luchar con presos fugados armados hasta los dientes o civiles organizados a los que tampoco les falta munición.

Conclusiones

Dead Island varía el tono general con su segundo paquete de contenido. Este giro hacia la acción podrá gustar más o menos a los seguidores de la franquicia, aunque es innegable que lo ofrecido por el paquete no estaba contemplado en el juego y que estamos valorando un contenido opcional que ofrece un punto de vista poco fresco, aunque novedoso, siempre enmarcado dentro las lindes jugables del juego de Techland. Algunas horas de juego, mucha acción, armas y munición con combates más tácticos, y un potente personaje por descubrir.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios