Lanzamiento de 'The Legend of Zelda: Majora's Mask 3D'

  • El popular tírulo, publicado originalmente en el año 2000, reaparece remasterizado para Nintendo 3DS con nuevos gráficos, funciones y sistema de control

Nintendo lanza el remake de uno de los juegos de la saga Zelda, The Legend of Zelda: Majora’s Mask 3D, con gráficos mejorados, nuevos controles y funciones. La máscara permitió a Jim Carrey convertirse en un superhéroe algo excéntrico o al Zorro defender a sus compatriotas californianos de los abusos de poder. A nadie se le había ocurrido trasladar esa vieja metáfora en un videojuego, salvo a Eiji Aonuma. Con los carnavales y toda su mitología a la vuelta de la esquina, llega la obra más oscura del creador de juegos.

Napoleón no era tonto, y si prohibió los carnavales de Venecia, por algo sería. Puede que por lo mismo por lo que Skull Kid, antagonista de Majora’s Mask, se esconde tras la máscara Majora. Esa maldita máscara (literalmente) robada por Skull Kid es la que le da el poder suficiente para provocar que la luna se precipite contra las tierras de Términa. Solo Link podrá arreglar el desaguisado robándole la máscara y devolviéndosela al vendedor de Máscaras de la Felicidad.

Sin embargo, una máscara desenmascara a otra. En Majora’s Mask el jugador contará con 24 máscaras que le permitirán transformarse y adquirir habilidades diferentes, otras que generarán distintas reacciones en los personajes de Términa y algunas con poderes específicos. Pero sólo tiene tres días para salvar al mundo antes de que la desagradable e inmensa luna se estrelle. Tres jornadas que el jugador vivirá como el Día de la Marmota una y otra vez: gracias a la Ocarina del Tiempo podrá avanzar o retroceder en el tiempo, pero si no consigue encontrar a Skull Kid en esas 72 horas, todo habrá acabado. Al vivir los tres días y llevar a cabo las diversas misiones, el jugador obtendrá información y objetos que podrá llevar consigo al comienzo del primer día. Estar provisto de estos nuevos conocimientos y equipamiento le permitirá desentrañar puzles, resolver problemas y progresar de un modo antes impensable.

The Legend of Zelda: Majora’s Mask se lanzó en el año 2000 para Nintendo 64 y ahora se ha remasterizado para Nintendo 3DS con nuevos gráficos, funciones y sistema de control. Para muchos jugadores la obra se adelantó a su tiempo pero tuvo la mala fortuna de vivir a la sombra de Ocarina of Time. El remake para Nintendo 3DS y para New Nintendo 3DS mantiene la esencia del juego, pero añadiendo las ventajas de la nueva consola. En el caso de New Nintendo 3DS, se podrá jugar de forma más cómoda utilizando la nueva palanca C como cámara para obtener más ángulo de visión de la tierra de Términa y los nuevos gatillos ZR y ZL para realizar más movimientos. Pero si juegas con  Nintendo 3DS, no te preocupes, porque la experiencia de juego es igual.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios