caso de los ere

Chaves y Griñán eran "plenamente conscientes de la patente y palmaria ilegalidad" de las ayudas

Considera que las ayudas se concedieron por una "decisión política" que no partió de la Consejería de Empleo, sino que era una "decisión del gobierno en su conjunto" y tenía que pasar por el superior jerárquico: el presidente de la Junta. Los informes de la Intervención advirtieron “durante varios años seguidos, no de meras irregularidades o inadecuaciones, sino de auténticas ilegalidades".