Andalucía y Extremadura, contra la financiación autonómica de los 'ricos'

  • Susana Díaz y Monago rechazan los modelos donde prima la aportación de los territorios como criterio para el reparto. No se comprometen a ir juntos al Consejo de Política Fiscal.

Comentarios 14

A Extremadura y a Andalucía le separan un par de asuntos, pero le unen muchos más. El primer elemento es que ambas comunidades están gobernadas por presidentes de partidos distintos: Susana Díaz, del PSOE, y José Antonio Monago, por el PP. Un encuentro entre ambos mandatarios ya tiene su sustancia, habida cuenta de la escasa colaboración entre los dos partidos, aunque ambos se apoyen en IU. Los dos se reunieron ayer por la tarde en el Palacio de San Telmo, en lo que fue una primera parada de Monago en Andalucía donde va a dar varias conferencias. Pero, además, a Extremadura y a Andalucía le separa el distinto tratamiento que le ha dado el actual sistema de financiación, el que se aprobó durante uno de los mandatos de Zapatero. Mientras Extremadura está muy bien financiada, lo que le ha permitido bajar algunos impuestos y soslayar otros, como la subida del 21% del IVA, Andalucía ha perdido con este sistema, al menos, unos cinco puntos frente al anterior, según un estudio del BBVA.

Sin embargo, Andalucía y Extremadura son muy recelosas ante el nuevo sistema de financiación autonómica que va a comenzar a negociarse, y en el que Madrid y Cataluña, las comunidades ricas, están presionando para alterar el modelo tal como ha sido convencido hasta ahora. Básicamente, Madrid, por un lado, pero Cataluña también, aunque sus aspiraciones van a un extremo más radical, desean que el sistema les reconozca que son las comunidades que más aportan al sistema debido a su elevado PIB. En el caso de Madrid, su presidente, Ignacio González, quiere que se aplique el principio de ordinalidad; esto es, que su comunidad no pierda el puesto del ranking en PIB per cápita después de aportar fondos al sistema común.

Frente a éstos, se sitúan Andalucía y Extremadura, que entienden que el nuevo modelo debe garantizar el principio constitucionalidad de igualdad entre los españoles, además, de la tendencia hacia la convergencia de todos los territorios.

Monago sostiene que este principio por el que los territorios ricos exigen una financiación de acuerdo con su poder fiscal es falso. "Quienes tributan, quienes pagan, son las personas y las empresas, no los territorios", indicó el presidente extremeño de forma machacona para preguntarse: "¿O es que un parado catalán tributa más que yo?"

En efecto, el nivel de tributación de los ciudadanos y, por tanto, su contribución a la solidaridad viene determinado por su renta, no por el territorio en el que vive. Para Susana Díaz, la nivelación de los servicios básicos y la igualdad son dos principios irrenunciables.

A pesar de estas coincidencias, Susana Díaz y José Antonio Monago alegaron que aún era muy pronto para saber si sus dos comunidades irán con propuestas similares al Consejo de Política Fiscal y Financiera donde comenzará a discutirse el modelo. Según un compromiso alcanzado por Mariano Rajoy en la Conferencia de Presidentes, debe crearse un grupo de trabajo para estudiarlo. Los dos presidentes sí fueron muy recelosos sobre la publicación de las balanzas fiscales. Susana Díaz desconfía del uso que se le dé y de la lectura total que pretendan darle los interesados. Uno de los problemas de las balanzas para conocer la realidad es que, por ejemplo, las entidades de ahorro que operan en Andalucía y son catalanas tributan en su comunidad, lo mismo ocurre con las grandes empresas y multinacionales, que se asientan en Madrid aunque venden por todo el país y han escogido esta ubicación por la centralidad.

Monago mantuvo que tanto Andalucía como Extremadura han contribuido al desarrollo de España sin que se les tenga en cuenta. "¿Se podría hacer una balanza humana entre distintos territorios? -se preguntó el presidente de Extremadura- Se podría. En este proyecto común que es España cada uno ha aportado lo que podía aportar. Ya me gustaría que Extremadura fuera una contribuyente neta al sistema".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios