Arenas dice que el "cambio está cerca" porque el PP quiere la responsabilidad de gobernar

  • Critica a Griñán porque aún no haya ido a Bruselas a defender los intereses de Andalucía

El presidente del PP-A, Javier Arenas, volvió a repetir ayer una vez más la frase que se ha convertido en su eslogan desde que las encuestas dan a un victoria a sus siglas en Andalucía: "El cambio está cerca". Eso es lo que proclamó en el núcleo poblacional de San Pedro Alcántara, en Marbella (Málaga), durante la celebración del comité ejecutivo Local del PP, donde aseguró que su partido "no quiere la gloria de ganar, sino la responsabilidad de gobernar".

Arenas indicó que el cambio en Andalucía "no sólo debe ser político", sino que hace falta "un cambio de mentalidad". Para el líder de los populares andaluces, se trata de un "cambio posible" y de "mucha envergadura", que pasa por desarrollar acciones que faciliten la inversión y fortalezcan el ánimo emprendedor.

Por otro lado, lamentó que Andalucía "nunca ha tenido menos peso político en su historia autonómica que con su actual presidente, José Antonio Griñán", un dirigente que, según subrayó, "no nació de las urnas", ya que accedió al cargo tras la renuncia de Manuel Chaves, que dejó la presidencia para ser ministro de Política Territorial.

Arenas reprochó al presidente de la Junta que en un año y medio de gobierno aún no haya visitado Bruselas con la importancia que tiene para la agricultura y la ganadería.

Del mismo modo, insistió en que es "una vergüenza" que, siendo Marbella una de las ciudades más importantes de Andalucía, aún "no se haya dignado a poner los pies aquí".

"Que se sepa, Sevilla está más cerca de Marbella que Estados Unidos", ironizó en referencia a la visita de la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios