Arenas alude al paro para defender el fomento de los negocios en el litoral

  • El presidente del PP apuesta por el turismo y la construcción ante el 30% de desempleo en las provincias con mar, una situación que no está "para tonterías ni jueguecitos" · El Gobierno abre la mano a los chiringuitos

Comentarios 5

El presidente del PP-A y candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Javier Arenas, manifestó ayer que, con una tasa de paro "que supera el 30% en las cinco provincias con mar de Andalucía", la situación económica "no está para tonterías ni jueguecitos", en alusión a la "milonga" de la Ley de Economía Sostenible de la que hizo gala el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

En una reunión en Torremolinos con empresarios de playas, Arenas subrayó que "la mejor economía sostenible que hay es el turismo y la construcción". "Cuántas tonterías hemos escuchado sobre el ladrillo", apostilló.

El dirigente popular quiso transmitir tranquilidad a los propietarios de los chiringuitos, tras la polémica de los años pasados por la interpretación de la ley de Costas que hacía el Gobierno del PSOE y que amenazó la supervivencia de estas instalaciones en la playa.

Finalmente, las competencias sobre esta franja de costa fue transferida a la Junta de Andalucía, que defendió la supervivencia de los chiringuitos.

Arenas señaló que "la ley de 1988 ha tenido una aplicación errática, ha provocado inseguridad y estoy absolutamente de acuerdo en que se modifique".

El dirigente del PP subrayó que así "se pone fin a una operación de acoso y derribo de los chiringuitos" y confirmó la decisión del Gobierno del PP de reformar la Ley de Costas, de la que se mostró "muy orgulloso, porque ha salvado la economía". Más tajante si cabe estuvo en esa justificación Arenas cuando apuntó que "hay que preocuparse de la preservación de todas las especies, pero sin olvidarse de la humana". Además, Arenas incidió en que esta modificación "da seguridad" y destacó que "una de las primeras prioridades" del Gobierno central ha sido la defensa de los chiringuitos.

Precisamente, el representante del Gobierno presente en el acto tendió la mano a los empresarios de playas. El secretario de Estado de Medio Ambiente, Federico Ramos de Armas, aseguró ayer que el Ejecutivo es consciente de que los chiringuitos son "motor económico, de desarrollo y generador de empleo", además de ser una actividad "fundamental" en Málaga y en otros puntos de España. Por ello, Ramos manifestó que hay que "proteger" al empresariado y a los emprendedores para que "se desenvuelvan en un marco de seguridad, puedan hacer inversiones y sean competitivos".

Para el representante del Gobierno, estos profesionales se convertirán "en aliados", puesto que "tienen mucho que decir y colaborar porque son los primeros interesados en que las playas estén bien conservadas".

El representante ministerial anunció que el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente fijará unas reglas para un acuerdo de buenas prácticas medioambientales, de adhesión voluntaria, para el correcto estado de las playas. En este punto, admitió que los propietarios de chiringuitos "vienen haciendo una correcta gestión de los recursos y de los residuos, que se puede mejorar, pero queremos buscar esa alianza para la conservación de su entorno".

Ramos señaló que el Ejecutivo central prefiere avanzar en la línea de la colaboración "antes de llegar a mecanismos sancionadores". En este encuentro, el secretario de Estado de Medio Ambiente aseguró que ha conocido las demandas de los empresarios y que las tendrá en cuenta en la revisión de la Ley de Costas, que se tramitará de forma ordinaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios