La Audiencia Nacional aumenta la indemnización de Rafael Ricardi al millón de euros

  • En diciembre de 2010, el Ministerio de Justicia estableció una indemnización de 555.600 euros para el portuense, que había permanecido en prisión durante 13 años por un delito que no había cometido

Comentarios 19

La Audiencia Nacional ha elevado de 555.600 euros a un millón de euros -más los intereses legales- la indemnización que recibirá el vecino de El Puerto Rafael Ricardi por los casi trece años que pasó en prisión acusado de una violación que no había cometido. 

Así lo han informado hoy los abogados de Ricardi en un comunicado en el que señalan que la sección tercera de la sala de lo contencioso-administrativo de la Audiencia ha estimado el recurso que presentaron contra la indemnización concedida a su cliente por el Ministerio de Justicia en diciembre de 2010. 

La abogada Antonia Alba ha considerado que la resolución judicial supone "un logro importante" y ha dicho que, aunque en el recurso pedían una cantidad mayor a la finalmente concedida, esta "se acerca más a la Justicia en la que Ricardi ha creído durante todo este tiempo". 

Los letrados de Ricardi afirman también en su nota de prensa que este "ha mostrado su alegría" al enterarse de la decisión de la Audiencia Nacional, pero dicen que, como su representado ha manifestado en multitud de ocasiones, "ninguna indemnización merece la pesadilla que tanto él como su familia sufrieron tras ser injustamente condenado por una sentencia errónea". 

"Esperemos que el sufrimiento de Rafael y los suyos no quede en un mero asunto traducible económicamente, sino que sirva para restituir su honor y fundamentalmente para que todos (...) reflexionemos sobre la importancia que tiene el consagrado constitucionalmente principio de presunción de inocencia", agregan. 

Ricardi, que padece una minusvalía que le impide trabajar, fue condenado en 1996 por dos delitos de violación de los que resultó finalmente absuelto, tras permanecer casi trece años en prisión, ante la aparición de nuevos elementos de prueba que evidenciaban que su ADN no se correspondía con las muestras recogidas en la ropa de la víctima. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios