Bermejo niega injerencias del Gobierno en las sanciones por el caso Mari Luz

  • El ministro de Justicia pide a los funcionarios judiciales "autocrítica" y que "reflexionen" sobre la convocatoria de paro · Subraya que sí merece crítica que el CGPJ saliente aprovechara "el último instante" para aplicar una sanción económica al juez Tirado

Comentarios 10

El ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo, ha negado que las declaraciones de miembros del Gobierno sobre la multa de 1.500 euros impuesta al juez que dejó en libertad al presunto asesino de Mari Luz sea una injerencia en el poder judicial, ya que no se ha criticado "el poder judicial que detenta cada juez" y que vierte en sus sentencias.

Por el contrario, se han criticado "decisiones de un órgano constitucional" como es el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que según Fernández Bermejo "están sometidas a critica".

El saliente CGPJ ha tomado decisiones "que pueden y deben ser objeto de crítica", como el hecho de "haber aprovechado el último instante en que va a permanecer en el cargo para resolver con una sanción pecuniaria" el expediente al juez de lo penal 1 de Sevilla que "no solo a mí, sino a mucha gente, le ha parecido una provocación", ha dicho el ministro.

Fernández Bermejo, tras entrevistarse con la consejera de Justicia Evangelina Naranjo, también ha lamentado las movilizaciones anunciadas por los secretarios judiciales en apoyo de su compañera del penal 1, suspendida de empleo y sueldo por dos años, y les ha pedido "autocrítica, altura de miras y saber exactamente cual es el papel institucional que tienen que cumplir", lo que considera "garantía para que las corporaciones avancen".

Los secretarios actúan "en defensa de sus intereses corporativos, les respeto pero no puedo compartir que los dos años de suspensión a la secretaria sea una decisión injusta".

Ha añadido, no obstante, que esta sanción no parecería tan injusta "si antes no se hubiera dejado en una mera multa la sanción al gran responsable del órgano judicial", que es el juez Rafael Tirado.

Por ello, rogó a los secretarios que "hagan una reflexión sobre su papel institucional, que estamos intentando potenciar porque creemos en ellos" aunque para ello "necesitamos secretarios responsables" que comprendan que "estamos ante conductas graves que han hecho un daño grave a intereses de personas y a las instituciones".

También ha negado que la secretaria sea un chivo expiatorio y que la culpa sea del sistema judicial, ya que entonces "tendríamos casos como este todos los días, pero la evidencia es que son casos excepcionales porque se tienen que dar un cúmulo de negligencias que normalmente no se dan", ha asegurado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios