La Cámara de Cuentas cifra en 13.543 millones la deuda viva de la Junta

  • La cifra engloba los datos de la administración general de la Junta de Andalucía, sus organismos autónomos y agencias a 30 de junio de 2011.

Comentarios 6

La Cámara de Cuentas de Andalucía ha cifrado en 13.543 millones la deuda viva de la administración general de la Junta de Andalucía, sus organismos autónomos y agencias a 30 de junio de 2011. Desde el inicio de la crisis, en 2008, esa deuda ha registrado un "crecimiento especialmente significativo", con tasas interanuales del 13,3%, del 23,8% y del 24,5% hasta 2010, según el informe de la Cámara de Cuentas sobre la evolución del endeudamiento de la Junta. No obstante, el informe señala que los programas anuales de endeudamiento de la Junta son "congruentes con los compromisos asumidos en el Consejo de Política Fiscal y Financiera desde el año 2003" para la contención del déficit público.

La ratio de deuda respecto al PIB de Andalucía es del 8,5%, sensiblemente inferior a la de otras comunidades autónomas como Valencia, del 17,2%, Castilla la Mancha, del 16,2%, Cataluña, del 16,1%, Baleares, del 15,3%, o Extremadura, del 9,6%. La deuda por habitante en Andalucía en 2010 era de 1.455,55 euros, inferior en un 41% a la media nacional (2.463,66 euros).

La carga financiera -el porcentaje de ingresos corrientes que se destinan al pago de las cargas financieras- alcanzó en 2010 el 5,6%, un 1,3% más que en 2009 debido al incremento de la carga financiera en un 14,8% y por el descenso de los derechos reconocidos en los ingresos corrientes, del 12,3%. La vida media de la deuda de Andalucía se situó en 2010 en 7,23 años, lo que supone un incremento de 0,65 respecto a 2009, y el tipo medio, excluida las operaciones del programa de pagarés, fue del 3,85%, 36 puntos básicos menos que en 2009. El saldo medio, excluidas las operaciones de pagarés, fue de 9.784,1 millones, lo que representa un aumento del 24% respecto a 2009.

El ahorro bruto -parte de los ingresos corrientes disponibles una vez atendidos los gastos corrientes no financieros- refleja que la ratio de sostenibilidad de la deuda tiene un índice deficiente para la Junta en 2010, ya que en relación con el ahorro bruto corriente anual es de 45,73 años, lejos de los 7,23 años del ratio de vida media. Pese a ello, el informe señala que esa ratio tiene una gran volatilidad, es decir, que es susceptible de cambiar a corto plazo sus valores, de manera significativa.

La causa de esta subida está en el comportamiento de las dos magnitudes que componen el indicador, tanto el ahorro bruto como el endeudamiento total durante los tres últimos ejercicios, y muy especialmente durante 2010. Los 260,05 millones de ahorro bruto generados durante 2010 suponen un mínimo con un importe nueve veces inferior al que tuvo en 2009 y casi veinte veces menor al ahorro bruto generado en los ejercicios 2006 ó 2007.

A su vez la reducción del ahorro bruto se debe tanto a la caída de los ingresos corrientes como a la menor reducción de los gastos corrientes, aunque esta última ha sido "significativa" en gastos de personal (169 millones, gastos por compras de bienes y servicios (124 millones) o transferencias corrientes (1.193 millones). El otro componente del ratio de sostenibilidad es el endeudamiento total de la comunidad, que ha experimentado el mayor crecimiento en niveles absolutos de 2.341 millones en 2010 respecto a 2009.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios