Carmen Castilla defiende a Chaves y a Griñán y dice que no deben dimitir

Comentarios 1

Dejar el escaño, pero sólo si se les abre juicio oral. No antes, tal como quiere el PSOE de Susana Díaz y de Pedro Sánchez. La secretaria general de UGT de Andalucía, Carmen Castilla, mantuvo ayer que los ex presidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán, citados a declarar como imputados por el Supremo, no tienen que dejar el escaño hasta que no haya, en su caso, apertura de juicio oral. "La imputación es una figura que se ha demonizado", sostuvo Castilla en una conferencia de prensa, donde recordó que el código ético del PSOE establece que "no tienen que dejar el escaño o el cargo público que se ostente hasta que no haya apertura de juicio oral". Preguntada si comparte la decisión de la presidenta andaluza , Susana Díaz, de que dicha medida se lleve a cabo cuando alguien de su partido sea imputado por un delito sin esperar a la apertura de juicio oral, Castilla ha dicho que no.

"La imputación de un delito no significa absolutamente nada, es una figura procesal para que haya más garantías, para que se pueda ejercer con todas las garantías procesales el derecho de defensa", señaló.

Carmen Castilla insitió en que el PSOE tiene un código ético y, en lo que respecta a los ex presidentes de la Junta, no hay "en este momento, como se ha comentado hasta la saciedad, una imputación formal", por lo que "entra dentro de la esfera personal de cada uno, lo que cada uno entienda que quiera hacer". A su juicio, habría que cambiar la figura del imputado por la de "investigado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios