Controlan la enfermedad renal de linces en cautividad causada por su alimentación

  • Ya han fallecido tres ejemplares por esta dolencia, que afecta a 25 de los 80 animales que hay en este programa de cría

Técnicos del programa de cría en cautividad del lince ibérico han detectado y controlado la enfermedad renal crónica (ERC) que afecta a unos veinticinco de los casi ochenta ejemplares de este proyecto, tres de los cuales ya han fallecido, y que han asociado a suplementos de su alimentación. La detección de esta enfermedad y la implementación de medidas para combatirla han permitido incluso una mejoría en el estado de salud de algunos de los linces enfermos, aunque no entre la decena de ejemplares que sufrían esta patología en un estadio avanzado, según explicaron fuentes del programa de cría en cautividad del lince ibérico.

Los primeros síntomas de la ERC se comenzaron a evidenciar a comienzos de 2009 cuando linces del programa de cría en cautividad empezaron a manifestar anomalías como beber y orinar mucho o mostrar inapetencia, circunstancia que se agravó posteriormente hasta derivar en la denominada enfermedad renal crónica, que en los casos más avanzados dañaba de forma irreversible los riñones de estos felinos.

Tres de los linces diagnosticados de ERC: Cromo, Garfio y Ecológico han muerto en los últimos meses a causa de esta patología cuyo descubrimiento motivó la convocatoria de un grupo de 24 expertos para que analizara esta enfermedad, que se ha concentrado entre los ejemplares del centro de cría de El Acebuche (Doñana).

Tras practicar numerosos chequeos y análisis, los especialistas han asociado este episodio de ERC con los efectos nocivos de suplementos alimenticios facilitados a estos felinos, bien por el efecto patógeno de alguno de sus contenidos o por la intensidad de las dosis que se facilitaban.

La eliminación de la dieta de los linces en cautividad del causante no sólo ha frenado el brote de ERC, sino que también ha permitido una mejoría para la mayoría de los ejemplares enfermos, excepto para los que padecen esta enfermedad en un estado irreversible.

La aclaración del origen de esta patología ha tranquilizado a los técnicos y responsables de la cría en cautividad del lince ibérico, preocupados porque, además de las muertes registradas, este episodio de ERC podría haber sido también el causante de la baja natalidad lograda este año en este programa.

La temporada de cría en cautividad del lince ibérico de este año se ha saldado con el apareamiento de sólo ocho de las 27 hembras seleccionadas, repartidas en los centros de El Acebuche, La Olivilla (Sierra Morena) el Zoobotánico de Jerez de la Frontera y Silves (Portugal).

Esta menor actividad reproductora, que se ha asociado a la ERC y a las malas condiciones meteorológicas que marcaron el otoño e inviernos pasados, periodo de celo de este felino, se ha traducido en que 2010 sólo ha sumado una decena de cachorros supervivientes, la cifra más baja desde que en 2005 se logró por primera vez la reproducción en cautividad del que se considera el felino más amenazado del planeta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios