Coves propone la delegación del voto de las diputadas durante su baja maternal

  • La medida ya fue adoptada por el Parlamento catalán en 2005 · El PP acusa a la presidenta del Parlamento de falta de "neutralidad" y de actuar por la "rabieta" del PSOE tras perder las últimas votaciones

Comentarios 2

El Parlamento andaluz dio ayer un paso hacia la conciliación parlamentaria por la que los diputados y diputadas podrán compaginar maternidad y paternidad con su condición de aforados. La presidenta de la Cámara, Fuensanta Coves, presentó ayer una propuesta de reforma del Reglamento para regular el voto durante el disfrute de estos permisos, idéntica a la ya adoptada por el Parlamento catalán en diciembre de 2005, consistente en la delegación de voto y por la que se permite parlamentario ausente facultar a otro compañero de escaño a ejercer esta obligación durante ese periodo.

Para que sea aplicable, el diputado afectado tendrá que solicitarlo por escrito a la Mesa del Parlamento, indicando el nombre de quién ejercerá su voto, los debates y votaciones o el periodo en el que se aplicará.

Esta fórmula no contradice la condición de "personal e indelegable" del voto que marca la Constitución, dado que sólo repercute en los senadores y diputados. El Reglamento de la Cámara andaluza vigente, pese a contener el mismo precepto, en su artículo 85 también establece que en caso de embarazo o parto reciente, la diputada puede ejercer su derecho al voto sin estar presente pero limitando el tipo de consultas al debate de investidura y mociones de censura o confianza, por lo que no dejaría de ser esta nueva medida una ampliación al resto de supuestos.

Como explicó Coves, durante la presentación de la propuesta de delegación de voto a la Junta de Portavoces, ésta no es más que un "primer borrador" o "documento de trabajo" al que los grupos parlamentarios podrán presentar sus alegaciones y recordó que se circunscribe a la maternidad o la paternidad, por lo que quedarán por resolver los casos de enfermedad grave o convalecencia por operación quirúrgica.

Sin entrar a valorar el contenido de la propuesta, el PP arremetió contra la presidenta del Parlamento por poner sobre la mesa una solución justo una semana después de que el PSOE perdiera su primeras votaciones en un pleno en años, precisamente, por la ausencia de dos diputadas por baja maternal y una más por enfermedad, aparte de la del presidente andaluz, Manuel Chaves, por encontrarse en una audiencia con el Rey en Madrid.

A pesar de que Coves ya anunció su pretensión de resolver estos casos en su discurso de investidura el pasado mes de abril y de que empezara a trabajar sobre este asunto en junio, el portavoz popular, Jorge Ramos, le acusó de "romper las reglas del juego" al apartarse de su función de "arbitraje" para convertirse en "portavoz del PSOE" y responder a su "rabieta".

Su afirmación provocó la airada respuesta del portavoz socialista, Manuel Gracia, que salió en defensa de Coves, negando que ésta haya abandonado la "neutralidad". Gracia rechazó que la propuesta sea por que su partido hubiera perdido varias votaciones, ya que señaló que fue una situación que asumieron con "normalidad y naturalidad".

IU se mostró abierto a buscar una solución, a la vez que anunció que aprovechará la oportunidad para plantear otros posibles cambios en el Reglamento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios