Destituido un gestor científico tras negarse a pagar un ágape

  • El cogerente de la Fundación Imabis, de Málaga, se negó a asumir con fondos destinados a financiar investigaciones un gasto de 8.000 euros de un hospital

Comentarios 9

Hace diez años casi no se hacía investigación en el Hospital Clínico de Málaga. En la actualidad, este centro sanitario del SAS tiene proyectos punteros a nivel nacional en Cardiología, Oncología y Endocrinología. El salto es un mérito de sus profesionales, pero muy especialmente de Javier Estebaranz, que hasta ahora era subdirector de proyectos de investigación del Hospital Clínico y cogerente de la Fundación Imabis. Esta entidad, respaldada por la Junta de Andalucía, es el paraguas bajo el que se gestionan los proyectos de investigación biomédica en la provincia malagueña. La entidad sustituyó a la Fundación del Hospital Carlos Haya creada en su día con una finalidad parecida y actualmente agrupa a investigadores de los hospitales públicos, de la Universidad y del Parque Tecnológico de Málaga.

Estebaranz ha sido destituido de ambos cargos y a partir del viernes volverá a su plaza como inspector médico en la Delegación de Salud. Su cese se produjo un par de días después de que en una reunión del patronato de la Fundación se negara a que con fondos de investigación se pagara una factura de un ágape de un hospital que ascendía a 8.000 euros y volviera a defender un reparto de los ingresos entre los centros sanitarios proporcional a su trabajo científico.

Algunas fuentes han interpretado su destitución como una mera reorganización de la gerencia de Imabis, que tenía dos cogerentes -el propio Estabaranz y José Cañón, director de Innovación y Proyectos del Carlos Haya- y que ha pasado a tener una única gerencia. Desde hace unas semanas, ese puesto lo ocupa Itziar Ochotorena, que era la anterior titular del Centro Andaluz de Biología Molecular y Regenerativa (Cabimer) de Sevilla. "La Administración quería acabar con una dirección bicéfala y poner al frente a alguien con dedicación exclusiva", apuntó una fuente.

Sin embargo, mientras Cañón mantiene la coordinación de la investigación en el Hospital Carlos Haya, Estebaranz no conserva el cargo equivalente en el Clínico y tiene que volver a su plaza de inspector médico. Estebaranz rehusó ayer hacer ningún comentario sobre el asunto y se limitó a indicar que vuelve a la Inspección Médica.

La Delegación de Salud confirmó los cambios en la gerencia de Imabis y los atribuyó a la intención de potenciar la investigación con una dirección con dedicación exclusiva.

"Ha intentado defender al Hospital Clínico y eso se lo ha llevado por delante". "Perdemos a un profesional magnífico que ha liderado proyectos de investigación". "Es un fuera de serie que impulsó la investigación y que ha hecho un trabajo impecable". "Su destitución es una pérdida importante para el Clínico". Estos fueron algunos de los comentarios sobre sus casi 10 años de gestión en el ámbito de la investigación en la provincia malagueña.

La destitución de Estebaranz fue dispuesta por la gerencia del SAS, no por el Hospital Clínico. De hecho, desde su hospital se intentó -sin éxito- que la dirección del organismo asistencial de la Consejería de Salud diera marcha atrás en su decisión.

Estebaranz siempre ha defendido una distribución de los ingresos para proyectos de investigación proporcional al esfuerzo científico de cada centro, una posición por la que ya había tenido diferencias con algunos gestores. En su última intervención como cogerente de Imabis precisamente presentó un informe detallado sobre la discriminación en ese reparto.

Cabe hacer notar que la Fundación Imabis estuvo dirigida primero por Fernando Rodríguez Fonseca y luego, de forma mancomunada, por Estebaranz y Cañón. Ahora vuelve a una única gerencia, que ocupará Ochotorena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios