España y Marruecos retoman el proyecto del túnel del Estrecho

  • Los dos gobiernos preparan un plan de trabajo con el que pretenden abrir una nueva etapa en el camino hacia el enlace

Comentarios 5

Los gobiernos de España y Marruecos han venido trabajando en los últimos meses para revitalizar la cooperación en el proyecto de conexión fija subterránea entre ambos países bajo el Estrecho de Gibraltar, para lo que se está "preparando un plan de trabajo" que constituirá "una nueva etapa" en este proyecto.

Una vez que este nuevo plan esté listo, los dos países lo presentarán al resto de socios de la Unión para el Mediterráneo, según indicó la secretaria general de Transporte del Ministerio de Fomento español, Carmen Librero. Durante la Conferencia de Ministros de Transporte de la Unión por el Mediterráneo, celebrada en Bruselas, Librero defendió este proyecto binacional y transcontinental como uno de los prioritarios para "desarrollar en el futuro". También destacó la "importancia" del enlace, dado que "facilitaría la cooperación regional en el sector del transporte a través de todo el Mediterráneo".

Librero indicó que, aunque se trata de un proyecto "muy a largo plazo, sólo el hecho de estar trabajando en él puede suponer un elemento de movilización y actuar como un catalizador para la planificación de la infraestructura a nivel regional".

El Gobierno marroquí quiere relanzar el proyecto de túnel submarino entre Marruecos y España a través del Estrecho de Gibraltar, dijo ayer el ministro marroquí de Transportes, Nayib Bulif, en una declaración a la agencia oficial MAP.

Bulif, que se encontraba en Bruselas para una conferencia euromediterránea, señaló que su país prevé presentar a sus socios europeos un proyecto técnicamente factible en un plazo de tres años.

El ministro marroquí consideró que todos los países de la región "deberían inscribir la cuestión (del túnel de Gibraltar) en las prioridades de la agenda mediterránea".

El último proyecto se remonta a 1995, cuando se optó por un túnel ferroviario desde Punta Paloma, entre Tarifa y Facinas, hasta Punta Malabata, cerca de Tánger, muy similar al del Canal de la Mancha, de 42 kilómetros entre estaciones. Tendría tres galerías, entre 300 y 475 metros de profundidad, dos para circulación ferroviaria y una para servicios y seguridad. La longitud bajo el mar sería de 28 kilómetros, más diez bajo tierra firme.

El proyecto, pilotado por la empresa pública Seceg y su homónima marroquí SNED y bajo supervisión de un Comité Mixto Hispano-Marroquí creado en 1980, se ralentizó entre los años 2000 y 2003, a raíz de la crisis diplomática abierta entre España y Marruecos tras el incidente del islote de Perejil. En 2009 estaba previsto que fuese presentado el proyecto de viabilidad. Pero el plan no avanzó tanto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios