Fallece un hombre de 38 años por un golpe de calor

  • El fallecido consumía productos depresores del sistema nervioso que suprimen la regulación de la temperatura corporal y evitan que perciba la sensación de calor y la necesidad de beber agua.

Comentarios 3

Un hombre de 38 años ha fallecido en Sevilla como consecuencia de un golpe de calor, según ha confirmado la encuesta epidemiológica realizada por la administración sanitaria siguiendo los protocolos del Plan de Prevención de Altas Temperaturas.

El fallecido consumía productos depresores del sistema nervioso que suprimen la regulación de la temperatura corporal y evitan que perciba la sensación de calor y la necesidad de beber agua. El hombre ingresó el pasado miércoles 25 de agosto en el Hospital Virgen Macarena después de una exposición prolongada al sol y falleció este domingo, según ha informado este lunes la delegación en Sevilla de la Consejería de Salud.

El golpe de calor es un síndrome grave que se produce por un fracaso de la termorregulación por la exposición a unas altas temperaturas. El organismo no es capaz de controlar la temperatura corporal de forma que sube la fiebre a más de 41 grados, y los síntomas que hay que tener en cuenta son la temperatura del cuerpo, la alteración de la conciencia y la deshidratación. La Consejería de Salud insiste en la importancia de evitar la exposición a las altas temperaturas, ya que pueden suponer una agresión importante para el organismo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios