El Gobierno cree viable que Fertiberia mantenga su actividad en Huelva

  • La ministra Espinosa reclama una mayor implicación de la empresa para que reduzca los vertidos de fosfoyesos

Comentarios 4

El Ministerio de Medio Ambiente apostó ayer por una salida dialogada que permita la continuidad de la factoría de Fertiberia en el Polo Químico de Huelva , aunque deberá corregirse el fuerte impacto ambiental que generan los vertidos de esta fábrica. Fue el mensaje que transmitió ayer la ministra Elena Espinosa y que significa un cambio de discurso respecto al mantenido por la Dirección General de Costas, dependiente de su Ministerio. Costas reclamó el cese inmediato de los vertidos de fosfoyesos a las marismas, lo que implicaría el cierre de la fábrica, ya que su concesión ha caducado, como dictó la Audiencia Nacional en 2007, y la empresa no ha actuado ni para reducir progresivamente los vertidos ni para la regeneración de la zona.

Espinosa, que acudió a Sevilla a la toma de posesión del nuevo presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG), aseguró que el Ministerio trabajará con la Junta de Andalucía "para procurar el mantenimiento de la actividad industrial" de Fertiberia, siempre que sea de forma "compatible" con el respeto al medio ambiente. Eso sí, exigió mayor implicación a la empresa "para minimizar el impacto ambiental" de los fosfoyesos, un residuo radiactivo que se deposita en las marismas del Tinto. "Es necesario un esfuerzo por parte de Fertiberia para cuidar medioambientalmente la zona en la que desarrolla su labor", indicó.

Elena Espinosa dejó en manos de la Junta de Andalucía las negociaciones para lograr mantener la actividad de Fertiberia en Huelva y anunció una próxima reunión de la consejera de Medio Ambiente, Cinta Castillo, con los propietarios de la fábrica para buscar una salida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios