Griñán pide al Supremo que impida que Alaya tome declaración a los peritos

  • La defensa del ex presidente sostiene que la juez invade las competencias del Alto Tribunal y causa indefensión a los aforados

La defensa de Griñán se lanza al contraataque. El abogado José María Mohedano ha pedido al Tribunal Supremo que ordene a la juez Mercedes Alaya que se abstenga de tomar declaración a los peritos de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE), que la magistrada ha fijado a partir del próximo jueves, y también se ha opuesto a que el Alto Tribunal le remita una copia del informe pericial elaborado a propuesta de la defensa.

En el escrito dirigido a la Sala Segunda del Supremo, la defensa sostiene que la decisión de Alaya de citar a los peritos a ratificar el informe en el que reprochan expresamente la actuación de Griñán y de otros aforados constituye una "clara vulneración" de la competencia del Alto Tribunal, así como una "violación" del derecho de defensa y del principio básico de contradicción.

Mohedano aporta un argumento incontestable y que consiste en un auto de la propia juez Mercedes Alaya, del pasado 30 de septiembre de 2014, en el que la propia magistrada rechaza la petición de la defensa de otros dos ex altos cargos de IDEA imputados en la causa para que se citara a declarar a los peritos del IGAE para ratificar su peritaje. Alaya decía en ese auto, que Mohedano ha incorporado en su escrito, que teniendo en cuenta que en la exposición razonada remitida al Tribunal Supremo aparecen nueve personas aforadas "de las que podría derivarse responsabilidad por las presentes actuaciones, es procedente, a fin de no causar indefensión a los mismos, demorar la ratificación del informe pericial para que sea practicada en su sede definitiva". Esa sede definitiva no puede ser otra que la Sala Segunda del Supremo, que en noviembre pasado asumió la competencia para la instrucción al abrir una causa contra los ex presidentes de la Junta Manuel Chaves y José Antonio Griñán, así como contra los ex consejeros de la Junta José Antonio Viera, Gaspar Zarrías y María del Mar Moreno.

El abogado de Griñán subraya en su escrito que la juez Alaya ha sido siempre "plenamente consciente" de que esa ratificación y contradicción del informe no podía llevarse a cabo sin la presencia de los aforados, pues ese acto les afectaría de forma fundamental y su ausencia en el mismo les provocaría una "grave indefensión".

La defensa considera que la decisión de la juez de citar a los peritos ahora, un año después de que los emplazara en un principio -la ratificación había sido señalada para febrero de 2014-, supone una "clara intromisión" en la competencia de la Sala y "desdeña el derecho a un proceso con todas las garantías".

El letrado considera que la juez ha tenido casi 14 meses, desde que recibió el informe pericial en diciembre de 2013, para practicar esta prueba y, sin embargo, ha mantenido una "absoluta inactividad procesal" durante todos estos meses, "unas veces sin motivación y otras con la única motivación de que la ratificación debería producirse en la sede definitiva del Tribunal Supremo para que los aforados no padecieran ninguna indefensión".

Mohedano añade que ahora que la juez reconoce "paladinamente" que se ha enterado por la prensa de la existencia de un contrainforme realizado por la defensa, "se desdice de todos su alegatos para no celebrar durante 14 meses la ratificación de la prueba pericial en pro de la protección del derecho a un proceso sin indefensión de los aforados".

El hecho de haber solicitado además ese informe elaborado para la defensa por dos catedráticos de derecho financiero y tributario apunta a que no sería descartable que pretendiera preguntar a los peritos sobre este nuevo peritaje, añade el letrado, que recuerda que no puede decirse que esa ratificación no tenga ningún efecto sobre la causa porque la juez podría elevar posteriormente el acta al Supremo.

La defensa de Griñán concluye que como la ratificación del informe pericial supone una "actuación relevantísima que tiene relación con las personas aforadas, la misma debe ser en la presente causa especial cuando lo acuerde el magistrado instructor, de oficio o a petición de las partes".

El Supremo deberá decidir de forma urgente sobre este escrito, dado que la comparecencia de los peritos está fijada para el próximo jueves, día 19.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios