Griñán admite que el 'caso ERE' puede tener un coste electoral "grande"

  • Aún así, cree que el PSOE está en condiciones de recuperarse y ganar las elecciones andaluzas el 25 de marzo.

Comentarios 15

El presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, ha admitido que el caso de los expedientes de regulación de empleo (ERE) fraudulentos puede tener un coste electoral "grande", aunque ha recalcado que su gobierno lo ha denunciado, no ha "cerrado los ojos" y se ha personado como parte acusadora.

"Imagino que será grande porque lo que ha dicho (el chófer) es una cosa tremenda", ha señalado Griñán en una entrevista en la Cadena Ser, en referencia a las revelaciones del chófer del ex director general de Trabajo de la Junta de Andalucía, Francisco Javier Guerrero.

No obstante, ha subrayado que la Justicia "dará el castigo correspondiente al que ha incumplido la ley", mientras que en el ámbito institucional, a su juicio, la única forma de gestionar este caso es "como lo estamos haciendo, sin esconder nada, sea el nombre que sea, porque ese comportamiento no lo comparte ningún socialista y por eso lo llevamos a la Justicia".

Preguntado sobre cómo es posible que durante nueve años no hubiese la menor sospecha por parte de nadie en el Gobierno andaluz sobre las irregularidades, el presidente andaluz ha respondido: "En esta legislatura, cuando yo soy presidente, hemos actuado contundentemente en todos los casos" y se ha preguntado si, de acuerdo con ese razonamiento, es "comprensible que los secretarios generales del PP no conocieran la trama Gürtel".

"En el mismo momento en que hubo conocimiento de una conducta irregular se ha denunciado, se han investigado todos los expedientes, cosa que no ha ocurrido en otras comunidades autónomas. Hay notables diferencias", ha destacado.

A su juicio,  el PSOE está en condiciones de recuperarse y ganar las elecciones andaluzas el 25 de marzo, y ha agregado que la ventaja de 9 puntos del PP sobre el PSOE en las elecciones generales del 20 de noviembre en Andalucía es "perfectamente recuperable".

En este sentido, se ha referido al congreso que su partido celebrará en febrero en Sevilla y se ha mostrado convencido de que "pase lo que pase" en este cónclave, el partido saldrá "unido, integrado y detrás de Pepe Griñán para ganar las elecciones".

El secretario general del PSOE andaluz no ha querido tampoco pronunciarse sobre los candidatos, al entender que su opinión es "decisiva", y ha insistido en que lo importante no es el congreso, sino las elecciones del 25 de marzo.

"Todas las agrupaciones provinciales están diciendo detrás de Griñán y me dan la responsabilidad", por lo que su intención es hablar en su momento con todos para que la opinión del PSOE andaluz ante el congreso sea "mayoritaria" aunque ha dejado claro que los delegados son "dueños de su papeleta".

Por otra parte, se ha referido a la reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera (CPFF), sobre la que ha confesado que ha tenido "dificultades para entender el guión", en referencia a lo que decía "primero Guindos y luego Montoro", aunque ha concluido que "al final, lo que decía Zapatero, es decir, no autorizar el endeudamiento a aquellas comunidades que no cumplan el objetivo del déficit".

"Es el único mecanismo de control que existe, el que se hacía antes y el que imagino que se hará en el futuro"; ha indicado Griñán, quien preguntado sobre "cómo está la caja de Andalucía", ha precisado: "estamos apretadillos, pero mejor que la media de las comunidades autónomas" porque "hicimos los deberes cuando crecía la economía y también en época de crisis".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios