Griñán apuesta por un turismo sostenible que preserve lo local

  • El presidente de la Junta destaca los valores turísticos que tienen las provincias andaluzas frente a la “uniformidad global”

El presidente de la Junta de Andalucía apostó ayer en la capital por un turismo sostenible que anteponga el valor de lo local frente a la “uniformidad global”. El representante del Gobierno autonómico lanzó este mensaje en el discurso que sirvió de cierre de la gala de entrega de los Premios Andalucía del Turismo 2009, un acto que se desarrolló en los Jardines del Alcázar de los Reyes Cristianos y en el que estuvieron presentes desde políticos de las administraciones local, provincial y autonómica hasta representantes del sector en Andalucía.

Entre los galardonados –siete en total– hubo una empresa cordobesa, la almazara de Baena Nuñez de Prado, que se impuso en la categoría empresarial. 

Para Griñán, el turismo en esta comunidad autónoma ha de reorientarse como un sector de vanguardia y consideró que cada una de las personas o entidades que han resultado premiados en esta edición “nos indican precisamente el camino hacia un modelo sostenible”.

El presidente de la Junta aludió asimismo al papel que ha jugado y que ha de desempeñar a partir de ahora el turismo de sol y playa, punta de lanza del sector durante las últimas décadas y una fuente de ingresos importante en la actualidad. Señaló en este sentido que este tipo de turismo “permitió construir en el pasado un modelo turístico capaz de estimular la economía andaluza” y añadió que, sin embargo que “sigue siendo una referencia insustituible”. 

El líder socialista, que recalcó en diversas ocasiones los “importantes” valores que tienen todas las provincias andaluzas, abundó en la importancia de potencial de “lo local para hacer atrayente los destinos turísticos”. Griñán continuó que Andalucía es una marca “con un prestigio cultural que es imposible trasladar en términos económicos. No tiene precio”.

El presidente de la Administración andaluza se detuvo asimismo en cada uno de los premiados, a los que dedicó elogios. En el caso de la almazara baenense, el dirigente socialista destacó la promoción que hacen del aceite de oliva.

Al margen del galardón que recibió la sociedad de Baena, otras seis personas o entidades recogieron su premio durante esta misma gala. Así las cosas, el premio al Trabajador fue a parar a Miguel Garrido González, jefe de conserjería del Hotel NH Luz de Huelva, por su trayectoria en la hostelería onubense desde 1968. El galardón de la categoría de Institución fue para la Asociación de Turismo del Altiplano de Granada, un trofeo que recogió Lorenzo Reche, presidente de este colectivo. Reche destacó “el trabajo que desarrolla el sector del turismo, así como su repercusión en el resto de la sociedad”.  

En el capítulo de Comunicación fue distinguido el programa de radio Protagonistas del Turismo, así como la sección local Costa de la Luz del diario de La Voz de Cádiz. En el ámbito de Formación e Investigación, la entidad galardonada fue el Grupo Desarrollo Rural Sierra de las Nieves por su planificación en pos de la calidad y la biodiversificación en dicha comarca.

Sebastián Rueda, presidente de este grupo, fue quien subió al escenario montado en los Jardines del Alcázar para recoger el premio. 

El premio a la Excelencia en la Gestión fue para el hotel granadino Villa Oniria, inaugurado en 2007. El embajador de Andalucía, por último, recayó en el barítono Carlos Álvarez, de Málaga, quien no pudo asistir al acto al encontrarse en Roma al estar ensayando la ópera La Traviata, de Verdi.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios