Griñán quiere redefinir la presidencia del PSOE como la "voz suave" del partido

  • Plantea una imagen de "calidad distinta" a la del aparato ante los ciudadanos

Comentarios 2

El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, parece querer cambiar algo más que nombres en la nueva Ejecutiva regional que diseña para cuando dentro de quince días se haga con la secretaría general del PSOE-A. Entre las cosas a modificar está la presidencia, un cargo de carácter honorífico que, pese a estar en la cúspide del organigrama, poco o ningún peso tiene en la gestión de estas siglas, y que Griñán quiere reforzar ahora como la voz y la imagen del partido.

Este cambio de rol de la presidencia vendría a ser el contrapunto a las voces del núcleo duro de la Ejecutiva, es decir, la cara amable ante el electorado. Al menos, así lo expresó ayer en una entrevista con la cadena Ser, en la que dijo querer que la presidencia se ejerza a partir de ahora como "voz suave, dialogante, comprensiva y comprensible, que tenga la imagen" de la formación ante la sociedad y que sea de una "calidad diferente" a las "voces del aparato".

Con esta definición, fuentes socialistas apuntaron de inmediato a que esa voz pudiera ser la de alguna dirigente con dilatada trayectoria en el partido, y hubo incluso a quienes se aventuraron a señalar hacia una provincia en concreto, la de Jaén.

De todas formas, Griñán sigue sin dar nombres, ni para éste ni para ningún otro cargo. Lo único que ha dejado caer es su voluntad de que quienes estén en los puestos de dirección no los compatibilicen con otras ocupaciones institucionales, es decir, dedicación plena, que es más que necesaria en un momento de encuestas en contra y en el que nadie puede distraerse, y mucho menos quienes tienen que tomar las decisiones. Esta dirección "fuerte" supone una marca de estilo propia respecto a quien todavía ostenta el cargo, Manuel Chaves, que se rodeó de un equipo en el que sus titulares tenían otras funciones extra fuera del partido.

De igual manera, el presidente de la Junta quiso dejar claro que el PSOE-A es una formación que se dirige a sí misma, donde hay mucho diálogo y debate, de manera que quien aspire a controlarlo "está loco". Dijo que él a lo único que aspira es a que el proyecto "sea uno".

Ya con las miras puestas en las elecciones de 2012, mostró su convencimiento de que el PSOE ganará las próximas elecciones autonómicas y continuará al frente de la presidencia de la Junta, pero admitió que tendrá que ganárselo a lo largo de los dos años que aún restan para los comicios autonómicos, y por tanto, le queda mucho trabajo por delante.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios