Heridas para las Cinco Llagas

  • El PSOE andaluz inicia otra semana de sacudidas para elaborar las listas de las elecciones del 25-M, un proceso de especial interés porque en el grupo parlamentario estarán quienes ganen el congreso regional.

Comentarios 9

Tanto si el PSOE gana las elecciones andaluzas del 25 de marzo como si las pierde, el grupo parlamentario de la Cámara del antiguo Hospital de las Cinco Llagas será el reducto institucional del PSOE andaluz. Una buena parte de este partido e, incluso, del Gobierno consideran que la derrota es más que posible, de ahí de que en el grupo parlamentario vayan a estar quienes sean los nombres del próximo PSOE andaluz y quienes lideren el congreso regional que se celebrará después de estas elecciones. Por eso, la elaboración de las listas cobra especial importancia - como casi siempre-, pero esta vez, determinante. Otro escenario de tensión, a la que se suma la debilidad de la dirección regional, que apostó por Carme Chacón en el 38º Congreso, así como los secretarios de Almería, Granada, Córdoba, Málaga y Huelva, que adelantaron la mayoría del voto de sus provincias para la ex ministra cuando, finalmente, ocurrió lo contrario. Aunque el voto fue secreto, se da por hecho de que Almería votó por Rubalcaba; al menos, la mitad de Granada, y otro tanto en Málaga. Si el congreso de Sevilla ya ha supuesto una convulsión en el socialismo andaluz, el proceso de listas que se abrió ayer, y concluirá el próximo 15 de febrero con el comité director andaluz, añade más desgaste en una hoja de ruta que más bien parece diseñada por el líder del PP, Javier Arenas.

El primer asunto del nuevo secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, son estas elecciones, una suerte de primera prueba para su organización, a la que le costará restablecer lazos con la andaluza. De momento, la elección del secretario general de Andalucía, José Antonio Griñán, como presidente del PSOE federal ha supuesto un primer paso en este reencuentro, aunque ahora se puede abrir una batalla entre los rubalcabistas andaluces y quienes apoyaron a Chacón, que, en teoría, eran la mayoría y los que ostentan el poder. No obstante, ya ayer mismo se comenzó a negociar con la intención de llegar a los comités provinciales de este fin de semana con listas de amplio respaldo. En estos comités sólo se puede votar a favor o abstenerse. El nombre de Gaspar Zarrías, ahora secretario de Política Municipal de Rubalcaba, será clave en todo este proceso.

Griñán reveló ayer, por boca de su número dos, Susana Díaz, que encabezará la lista por la provincia de Sevilla, en vez que de ir por Córdoba como hasta ahora. Se da por seguro que Díaz le seguirá en la lista, aunque, a partir de ahí, el secretario provincial, José Antonio Viera, quiere colocar a las personas que han formado parte del rubalcabismo; en especial, José Caballos y Alfonso Gómez de Celis, el hombre que ejerció de interventor de Rubalcaba en la votación del 38º Congreso.

En Cádiz, su secretario provincial, Francisco González Cabaña, ya ha propuesto que Luis Pizarro lidere la nómina socialista, y parece que le dará la opción a la minoría crítica de uno o dos puestos. Entre éstos, figura el consejero de Gobernación, Francisco Menacho y el histórico José Luis Blanco. Esta minoría, que encabezó la alcaldesa de Sanlúcar, Irene García, y que fue impulsada por el presidente Griñán, también cuenta con jóvenes políticos gaditanos que pudieran entrar en esa cuota chaconista.

González Cabaña ya abrió una brecha ayer al criticar como "una imposición de la dirección andaluza" que las listas deban pasar este fin de semana por un comité provincial, ya que, antes, la proponía la Ejecutiva provincial -un órgano más reducido- al regional, y éste la llevaba al comité director del PSOE andaluz antes de ser vista por la comisión de federal de listas, es decir Madrid. No obstante, éste fue un acuerdo previo que se alcanzó con las provincias, por lo que se celebrarán, aunque lo que puso en duda ayer Susana Díaz es el papel de Ferraz en este proceso.

En una rueda de prensa, aseguró que "contará con todos los órganos del partido", pero añadió: "Que yo sepa el comité federal de listas no está, formalmente, constituido". Fuentes del PSOE federal aseguraron que, en cualquier caso, sí hay un comité de listas funcionando, aunque ahora se renueve, por lo que no hay vacío de poder en la sede de Ferraz. Y también se apuntó que todas las listas del PSOE en España pasan por Madrid.

En Jaén parece claro que la consejera de Bienestar Social, Micaela Navarro, liderará la lista, donde posiblemente también esté el ex consejero de Innovación Francisco Vallejo, un hombre que puede resultar clave en el nuevo proceso. El ex consejero Martín Soler irá en uno de los puestos seguros de Almería debido a su papel destacado en la defensa de Rubalcaba. Es más que posible que la presidenta del Parlamento, Fuensanta Coves, lidere la lista almeriense. Granada es un caso complejo. La ex consejera Teresa Jiménez, también secretaria general, liderará la lista, aunque su agrupación se le rebeló el pasado viernes en el congreso del PSOE después de que ella hiciera público que la mayoría apoyaría a Carme Chacón. De hecho, parte de la victoria de Rubalcaba se debe al trasvase de votos en esta provincia, algo que también ocurrió en Córdoba. Joaquín Dobladez, que impulsó a última hora una lista en apoyo de Rubalcaba con la ayuda de Gaspar Zarrías, iría en la lista cordobesa debido a este papel determinante en la victoria del ex ministro del Interior. En Córdoba, donde Griñán ha dejado el hueco, se habló antes de que Chacón perdiera, de la opción de enviar a la consejera de Presidencia, Mar Moreno, e incluso al de Innovación, Antonio Ávila, aunque éste no tendría problemas para ir por Jaén.

Málaga es la provincia más compleja. Su secretario, Miguel Ángel Heredia, es el más débil, aunque Griñán cuenta allí con el consejero de Turismo, Luciano Alonso. Paulino Plata, titular de Cultura, se posicionó a favor de Rubalcaba. Y en Huelva, su secretario, Mario Jiménez, encabezará la lista. Junto a Susana Díaz, fue uno de los que más trabajó desde Andalucía por la estrategia de la dirección de San Vicente a favor de Chacón.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios